8.5.08

Crisis Mundial / Necesidad de reformular los paradigmas económicos mundiales


 La necedad de algunas personas al aislar la economía, de otras ciencias sociales (política, derecho y sociología), de los avances tecnológicos y científicos en un mundo de cambios rápidos y constantes, ha puesto desde hace tiempo en peligro la vida de muchas personas;  ha causado la muerte a muchísimos más (en 2005 2.2 millones de niños murieron desnutridos), ha puesto en juego la gobernabilidad de varias naciones, y en estos momentos, traza un destino incierto en términos generales para el mundo.

Se les responsabiliza a otros cuantos especuladores el precio actual del petróleo, que ha alcanzado records. Los analistas económicos serios están acusando a estos especuladores, de aprovecharse de situaciones como las guerras en África y Medio Oriente, para incrementar cada vez más los precios del crudo; estos mismos analistas adelantan con lo que parece puro pesimismo malintencionado, que esta situación se seguirá viviendo por los próximos tres años, con tendencias a prorroga, sin embargo los argumentos que utilizan para aseverar esto son bastante desapegados a la realidad económica actual. Entre estos argumentos se menciona que estos especuladores esperaran la subida del dólar frente al euro, ya que de esta forma, el dinero que están acumulando se multiplicara de manera exorbitante.

Igualmente los analistas aducen que Estados Unidos se encuentra en aprietos: 1- tanto en su sector económico privado, a causa de la crisis hipotecaria y a la caída de las importaciones de muchos productos alimenticios (consecuencia de la crisis alimentaria mundial) y de bienes de lujo (debido al decrecimiento del poder adquisitivo del ciudadano común norteamericano), 2- Así como en el sector público, por el gasto presupuestario en el conflicto contra Iraq. Esta situación dificulta que en horizonte se vislumbre, una posible subida del dólar en cierto tiempo.

Sucesos como estos no están alejados de nuestras realidades sociales. Ya en países en situaciones económicas inestables como Haití o Egipto, se han dado hechos que estremecen las bases de los paradigmas económicos mundiales, obligando a organismos internacionales de posiciones muy conservadoras como lo son el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o las mismas Naciones Unidas a preguntarse qué posiciones y decisiones tomar para manejar esta crisis mundial.

Ojalá estas resulten de un verdadero consenso democrático por parte de sus contribuyentes, muy en especial de los países más afectados, y no de una cúpula de tecnócratas y especuladores, que lo único que han logrado es llenar sus bolsillos, “globalizando” el fundamentalismo de mercado.

- En el momento que se escribía esto, no se sabe cuantas personas se estaban muriendo de hambre, pero en alguna oficina refrigerada habian unos tipos bien alimentados, pensando como aprovecharse del desastre de Myanmar, o la erupción del volcán en Chile, para subir el combustible -

- Publicado originalmente en http://www.pa-digital.com.pa/, el 4 de mayo de 2008-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!