26.1.09

Política Ficción

Decía Carlos Salinas De Gortari, ex presidente mexicano, que todo en la política es ficción.

Con esa frase quería decir que en política la invención (no se confunda con creatividad) rebasa años luz a la realidad.

Hagamos la salvedad de que cuando Salinas De Gortari utilizaba esa graciosa frase lo hacía para circunscribirse a la realidad de su país, lo que no quiere decir que esto no sea aplicable a otras latitudes. En el caso de Panamá, no es la excepción.

Política - ficción es leer nuestros diarios, ver la televisión, o encender la radio y escuchar una gran combinación de situaciones que rayan en incoherencia o cuestiones medianamente sustentables y, demás de esto, no saber si una cosa o la otra es parte de la realidad u otra fantasía producto de un momento de lucidez o demencia de un personaje político, de algún funcionario o de alguna figura de la sociedad civil.

Política - ficción es no tener certeza de qué es lo concreto y qué es un rumor infundado; y, más allá de esto, es un terreno en el que las vivencias subjetivas de los "personajes de la vida pública" terminan confundiéndose con lo que debería ser objetivo.

La Política - ficción es utilizada en estos duros tiempos electorales, a placer y conveniencia de cada frente con ansia de victoria (o de poder), desde pseudo - caudillos con fuertes condimentos fascistas para convencer a los incautos que hay una candidata presidencial de "izquierda" (izquierda que desea vender las costas e islas panameñas o que se abraza a G. W. Bush, ¿quizá?), hasta candidatos presidenciales/empresarios que prometen mejores sueldos y justicia en el plano laboral (pero cuyo negocio consiste en obtener riquezas de la explotación laboral del hombre y hasta niños en las zafras, y cabe destacar que a estos seres humanos no se le paga salario mínimo).

Otro buen ejemplo de política-ficción es que un ex presidente de la República nos diga a todos que le miremos a los ojos porque nunca nos ha mentido, pero hace exactamente 19 años tomó posesión del máximo cargo público de la nación en una base militar extranjera que, aunque parezca ficción, estaba dentro de nuestro país.

Y para finalizar este artículo, decir que en Panamá hay democracia es otra graciosa frase, que no fue inventada por el ex mandatario Salinas De Gortari, sino que ha nacido como argumento nunca sustentado por aquellos personajes que viven de la política - ficción en este increíble y bello país.

Publicado en el Diario Panamá América el día 21 de enero de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!