25.3.09

Fuero Electoral y otras tareas.

ESCUCHA EL PROGRAMA POLICLÍNICA JURÍDICA, TODOS LOS LUNES Y JUEVES A LAS 8:00 p. m. POR RADIO MIA 96. 7, CADENA NACIONAL

Los Magistrados del Tribunal Electoral, decidieron levantarle el fuero electoral a Balbina Herrera y Roberto Velasquez Abood del Partido Revolucionario Democrático así como a Ricardo Martinelli y Alma Cortez del partido Cambio Democrático, para que el Ministerio Público investigue sobre las denuncias que se hacen ambos, por la supuesta comisión un concurso de delitos.

Creemos que esta decisión por parte de los Magistrados del Tribunal Electoral es muy sabia, por cuanto el levantamiento del fuero electoral es una acción indispensable para que se le pueda investigar a cada uno sin que luego surjan problemas meramente procesales, como la posibilidad que se interpongan recursos legales que dilatarían los procesos penales que se les sigan a cada uno.

Ahora, si bien el Tribunal Electoral ha cumplido con una parte de su trabajo, hay que esperar que el Ministerio Público cumpla con el suyo, que no titubeé al momento de realizar las respectivas investigaciones, esto lo decimos por tratarse de sujetos de alto perfil. Mucho menos que escatime en interponer las medidas de seguridad indispensables contra cada uno, ya que de otro modo las investigaciones serían ilusorias; en otras palabras: esperamos que de ser necesario, se les detenga preventivamente, así como se hace con tantas personas que están a detenidas a ordenes del Ministerio Público a veces sin tener pruebas fehacientes de la comisión de algún delito, y cabe destacar que en este caso si parece haber pruebas que constan en los libelos de los expedientes, amén del material difundido por los medios de comunicación.

De tener que hacerse lo que aquí mencionamos debe hacerse, todo queda en manos del Ministerio Público. Teniendo en cuenta lo sonado del caso, también se pone en juego la reputación de esta Institución, ante la opinión pública.

Debemos recordar que el Tribunal Electoral, tiene otra tarea, determinar, si de hecho, el señor Murcia hizo donaciones a campañas electorales (de todos los partidos políticos y a todos los puestos de elección), así como determinar a quienes las hizo; pues de ser así, habría violaciones contra el Código Electoral que en su artículo 190 prohíbe donaciones a campañas políticas hechas por personas extranjeras, y de las provenientes por personas jurídicas que no ejerzan actividades comerciales en Panamá.

Estas actuaciones ilegitimas, se configuran como faltas administrativas y son sancionadas con mil a veinticinco mil balboas a los candidatos y/o partidos que incurran en las mismas (artículo 417, Código Electoral). Esperemos que se delegue justicia de la mejor manera.

___

La frase de hoy es: No se preocupe, ¡Ocúpese!

ESCUCHA EL PROGRAMA POLICLÍNICA JURÍDICA, TODOS LOS LUNES Y JUEVES A LAS 8:00 p. m. POR RADIO MIA 96. 7, CADENA NACIONAL

18.3.09

DEBATE PRESIDENCIAL, Panamá (o el CIRCO DEBATE)

No me acordada que hoy era el debate, sin embargo a eso de las 8:30 p.m., una serie de imágenes bochornosas transmitidas por los canales de televisión nacional me recordaron que hoy se transmitía el “Gran debate presidencial”. Las imagines bochornosas a las que nos referimos fueron los bailes previos al debate, por parte de las personas que se encontraban afuera del edificio de la Cámara de Comercio Industria y Agricultura, nada congruente si tenemos en cuenta que el evento a realizarse “debía” estar caracterizado por la seriedad de las campañas.

Ahora bien el espectáculo circense continuó, a las 9:00 p. m. (hora en que empezó el debate), sólo que esta vez, de tratarse de un grupo de gente ondeando banderas y saltando como monos amaestrados y evidentemente medio emborrachados, se trataba de un minúsculo grupo compuesto de rabiblancos bien trajeados, los candidatos presidenciables y periodistas amarillos.

En cuanto a los cuestionadores, las preguntas, la metodología y el formato, bueno… creo que nada nuevo. Dicen que el tiempo en televisión es sagrado, sin embargo lo siguen perdiendo en novelas y en noticias burdas. Aquello de la desproporción del tiempo se pudo percibir en estas preguntas, redundantes, con introducciones retóricas realmente innecesarias, y utilizando datos de fuentes de dudosa procedencia (nada nuevo tomando en cuenta quienes eran los que las hacían), para terminar con preguntas imprecisas, abstractas, y cuya respuesta implicaría por lo menos 10 minutos contestarlas.

La falta de profesionales técnicos que hicieran las preguntas es otro dato a mencionar, y es que el monopolio mediático se hizo dueño del debate, haciendo las mismas preguntas de siempre ¿Cómo poner presos a los menores?, ¿si la gasolina bajo porque no baja la comida?, ¿si usted tuvo la oportunidad porque no lo hizo? Etc. Nada objetivo, ni novedoso, nada creativo y puntual.

Las preguntas tenían la característica principal de ser poco profundas en su formulación y en el fondo de las mismas, pareciendo que lo que los cuestionamientos buscaban era la respuesta que los periodistas querían escuchar y no lo que los candidatos debían proponer, por ejemplo en el tema seguridad, el constante ataque a los menores, la necesidad de hacer más cárceles o el aumento de la policía.

Aparte de esto, no se atacaban (de parte de los cuestionadores) los problemas de forma integral, eso se dejo ver, por ejemplo en el tema seguridad, cuando en ningún momento se cuestionó el problema de la corrupción y los delitos de cuello blanco en Panamá y su influencia en la seguridad. O en el transporte, como crear soluciones laborales para quienes de haber un medio de transporte masivo, pierdan sus empleos, puedan reintegrarse económicamente, O en el tema de la educación, como desarrollar la constante innovación a la que ella se debe.

Finalmente aquello de utilizar a un grupo de personas con tecnologías parecidas a las que se usaban en el programa Don Francisco (para calificar o descalificar a los participantes de el muy bochornoso espectaculo) fue una verdadera manera de atraer la atención de los televidentes, para ocultar la falta de originalidad de la metodología y el formato de este show prime time, sin mencionar aquello de que un canal (para ganarse unos reales más) utilizó la modalidad de chat para ver quien era el “ganador”.

En cuanto a los candidatos … uf… reconociendo que ellos no tuvieron mucho tiempo para encararse y responder las respuestas, se les puede dar cierto beneficio de duda.

Sin embargo el uso constante de eslóganes de campaña por parte de Martinelli, y la posición pro institucional de Balbina los dejan mal parados a los dos.

Es importante destacar, que ninguno de los dos tiene un manejo de la oratoria que este a la altura de reuniones de carácter internacional con homólogos, de hecho el nerviosismo de los dos fue una constante desde el principio hasta el final del debate.

Nunca se dejo de lado las diatribas entre uno u otro candidato, (aunque esta vez un poco más Light y un tanto más inteligente, creo que el vestidito nada barato que tenia cada uno, los ayudo un poquito a calmarse).

Me parece que con la falta de profundidad de las preguntas, hubo una respectiva compaginación con la respuestas, dejando entrever la falta de inteligencia de los candidatos, por ejemplo ese funcionalismo productivo capitalista de Martinelli se dejó entrever cuando hablo de educación, aquello de los trabajos en call canters es el único puesto de trabajo que merecen los jóvenes (o los que no saben ingles les queda trabajar en el súper 99). Y la incongruencia de Balbina en el tema de seguridad es algo espeluznante, me parece que a demás de aspirar a presidente se nombrará así misma Magistrado de la Corte Suprema de Justicia y Juez de Circuito Penal, pues dice que pondrá tras las rejas a los delincuentes. Amen de que les siguieron el juego a los periodistas planteándoles dentro de sus respuestas y derechos de replica cuestiones de solucionar el problema atacando más que las causas de ellos, sus consecuencias.

Como todo circo, termina con una fanfarria ya vimos como la Calle 50 se lleno de automóviles con banderas de todos los partidos, potentes equipos de sonido y la rebosantes muestras de politiquería barata. Todo ello terminado el debate.

LA FRASE DE HOY ES: La falta de profundidad terminará por ahogarnos en lo superfluo.

14.3.09

Otra desagradable experiencia con la Jurisdicción Electoral en Panamá

ESCUCHA EL PROGRAMA POLICLÍNICA JURÍDICA, TODOS LOS LUNES Y JUEVES A LAS 8:00 p. m. POR RADIO MIA 96. 7, CADENA NACIONAL


El día miércoles 11 de marzo de 2009, debido a las declaraciones del señor Murcia al Diario La Prensa, decidimos interponer una formal solicitud de investigación por parte de los órganos de instrucción (investigación) de la Jurisdicción Electoral panameña. Solicitud que tiene como objetivo que se investiguen si hubo una comisión de faltas administrativas, específicamente las estipuladas en el artículo 190 del Código Electoral vigente, a continuación citamos dicho artículo:

Artículo 190. Quedan prohibidos las siguientes donaciones o aportes a partidos políticos y a candidatos:

1. Los provenientes de personas jurídicas que no ejerzan actividades económicas dentro de la República de Panamá.

2. Las donaciones o los aportes anónimos, salvo los que se originen en colectas populares, los cuales serán reglamentados por el Tribunal Electoral.

3. Las donaciones o los aportes que provengan de gobiernos, personas u organismos extranjeros. Se exceptúan las donaciones o los aportes de partidos políticos, asociaciones internacionales de partidos y fundaciones extranjeras que están vinculadas con partidos o fundaciones nacionales, siempre que dichas donaciones o aportes no sean para campañas electorales.

4. Los provenientes de empresas donde el Estado sea accionista. (el subrayado es nuestro)

Esta solicitud no la hicimos solo contra los mencionados (por Murcia de recibir las donaciones) sino que se solicitó que se investigara a TODOS los partidos políticos, y TODOS los candidatos a diferentes puestos de elección (Presidente, alcalde, diputado, representante, concejal.

¿Cuál fue nuestra sorpresa al acudir a la Fiscalía Electoral? Bueno, muy amablemente nos dijeron que de tratarse de una falta administrativa, el Tribunal Electoral era quien investigaba u ordenaba si la investigación se hace o no, ya que había jurisprudencia (fallos reiterados de los Magistrados del Tribunal Electoral) que hablaban sobre el particular y por lo cual ellos no tenían potestad para investigar lo solicitado por nosotros (mi padre Javier Quiroz Murillo y yo). Y aunque la Ley No. 4 del 10 de febrero de 1978, Capítulo IV de la Fiscalía Electoral, en su artículo 26 nos dice que la Fiscalía electoral debe:

“Perseguir los delitos y faltas electorales mediante el ejercicio de las acciones derivadas de los mismos ante el Tribunal Electoral y sus dependencias. En consecuencia el Fiscal General Electoral realizará todas las diligencias de instrucción necesarias para investigar los hechos punibles y la responsabilidad de sus autores con iguales facultades que las inherentes a los Agentes del Ministerio Público. Terminado el sumario, el Fiscal General Electoral lo remitirá con su vista al tribunal Electoral”

Las autoridades de la Fiscalia General Electoral decidieron no recibir la solicitud, fundamentándose en aquello de la Jurisprudencia, la cual no quisieron informarnos con precisión cuales eran.

Pareciese, entonces, que aquí no son los diputados quienes crean las leyes en materia electoral, sino que son los Magistrados del Tribunal Electoral quienes las crean y en caso de crearlas los diputados, los Magistrados tienen un margen infinito de modificación de la Ley por medio de sus cuasi – extraterrenales fallos.

Sin más ni más el día 13 de marzo de este año acudimos al Tribunal Electoral, a presentar la misma solicitud, sin embargo nos dijeron, que ellos no se encargaban de las investigaciones; nosotros le contamos al funcionario que ya nos habían mandado de la Fiscalía General Electoral allí, nos empezamos a tornar un poco ofuscados por el hecho de que cuando uno quiere hacer las cosas por la vía legal siempre se encuentra tropiezos burocráticos, laberintos gigantescos entre decretos, leyes, jurisprudencias, “reglamentos internos” o simples caprichos del “Jefe Directo del Secretario”, que cuando se encuentran con un poco de impaciencia y frustración quien acude a esas instancias a pedir justicia, (por que se desprecia la labor que con mucho esfuerzo hace uno, se desprecian las dificultades para llegar al lugar y otro sinnúmero de situaciones), generan una combinación bastante fea en el animo de propio.

Entre ademanes rápidos, y la subida de tono de la conversación entre el funcionario y mi padre, solicite después de algún tiempo de haber callado, que se llamara a la contraparte del funcionario (la funcionaria que nos había atendido en el La Fiscalía General Electoral). Después de un buen par de minutos, de hacer la llamada y discutir con la funcionaria (yo conté 23 minutos) el funcionario accedió a recibirnos nuestra solicitud.

Esto es un cuento de nunca acabar. Supuestamente los organismos judiciales están hechos para salvaguardar la seguridad de las personas en todos sus aspectos, para proteger sus bienes jurídicos.

En el caso del Tribunal Electoral y la Fiscalía General Electoral, el bien jurídico protegido en sentido amplio debe ser la DEMOCRACIA y en sentido más especifico proteger el sistema electoral.

Pero parece que lo único que se protegen estas instituciones, es el Status Quo de la “clase política panameña” como los llamaría yo los “aristócratas y oligarcas que se dedican a usurpar los puestos públicos en Panamá”. Y lo vemos con este sencillo ejercicio, porque si en caso tal hubiere sido cualquiera de esa denominada “clase política Panameña” que interpone una demanda electoral o una solicitud de investigación contra algún “pobre diablo” o un grupo político no afín, a la mesiánica “clase política”, entonces se ve como se empiezan a llevar las investigaciones a cabo y rápidamente se da con hechos que implican al acusado, si entramos a los fallos administrativos emitidos del año 2007 para acá, por el Tribunal Electoral nos daremos cuenta que los más sancionados con FRENADESSO y SUNTRACS, (sobre esto puede entrar a este link: http://200.46.214.34/ejuridica/tribelec/norma.cfm ).

De allí que cada vez que acudimos al Tribunal Electoral, nos llevamos con sinsabores que nos hacen desconfiar en sus procesos, en sus fallos, sin embargo esto no hace motivo para seguir provocándolos (a los quistes gigantescos que clientelismo que existen dentro de esa institución, y a la “clase política panameña”) legalmente, usando sus herramientas, y no por el hecho de que nos cause la satisfacción innata de pedir justicia, sino que también se cumple nuestra tarea como ciudadanos responsables, más aun si se hace una labor de difusión de estas iniciativas y estas experiencias.

Espero que tanto este escrito, como la copia escaneada de la solicitud de investigación de la que aquí hablo pueda funcionarle a alguien, ojala no en un futuro tan lejano.

Atentamente, Joao Quiroz Govea


ESCUCHA EL PROGRAMA POLICLÍNICA JURÍDICA, TODOS LOS LUNES Y JUEVES A LAS 8:00 p. m. POR RADIO MIA 96. 7, CADENA NACIONAL














12.3.09

SOBRE LAS TETAS, EL PERIODISMO Y EL PARAÍSO

Hace poco estuve leyendo una de esas columnas de opinión que dan gusto leer y más en estos tiempos de política, cuando los “escritores” lo único que hacen es sacar a la luz su parte más oscura y adular a desacreditar a tal o cual candidato.

Que da gusto leerlas por su contenido crítico, y que aunque mucha de la ráfaga intelectual que suelte tenga que ver con temas sobre la moral (que ya hemos recalcado que no nos gusta hablar de moral por el tema de la subjetivo de la misma) , también tiene su parte científica y ¡claro! Lo que más se necesita; un aporte a la sociedad.

Sin olvidar el contenido humorístico este artículo nos ha hecho reír bastante, de hecho aquella frase, “Deberían, quizás, llamarlo “Tetametro” Canal 13” refiriéndose a un posible cambio del nombre del conocido programa CODIGO 4 ; nos pareció una opción sincera para el particular, dejando claro que ya en el canal 2 el programa AL DESCUBIERTO, en el cual además de descubrirse una que otra noticia realmente burda y poco interesante, también se descubre un poquito más de la anatomía de las presentadoras del programa con cada episodio.

Ahora bien, como no todo puede ser diversión hay que aceptar que estos programas televisivos, son canales de difusión de la obscenidad, la vulgaridad y el irrespeto. Y se ve en ellos serios problemas de forma y moral (como lo es la exhibición del cuerpo femenino como un instrumento de venta, en este caso de rating) así como el bochornoso tema de fondo y la falta de seriedad, cuestión cada vez más palpable en los canales televisivos de Panamá (las estupideces a tratarse en estos programas desde “los zombies” de tal comunidad, pasando por el señor yerbero que cura los dolores el cancer con el envio de chats a tal celular, y terminando con la “investigación periodística” sobre del azote de las yeguas en X lugar de la geografía nacional).

Definitivamente artículo de opinión del Dr. Saéz Llorens , Sin tetas no hay paraíso, publicado en el diario La Prensa del día 8 de marzo del año en curso (puede ser ubicado en este site: http://ediciones.prensa.com/ ) , da en el punto en muchas de las cosas que se pueden ver en estos nada edificantes programas televisivos, y bueno quiero felicitarlo por ello ya que son pocos los que se atreven a criticar de frente a los medios de comunicación. El artículo es un excelente aporte al debate público sobre el contenido difundido en televisión, en su forma y en el fondo, y hay que tener en cuenta que no solo es en estos programas de “las 5”, donde se ven tanta sinverguenzura, sino también en las novelas que transmiten a toda hora, en las “cómicas para niños”, en los noticieros, y las películas.

No puedo dejar de dar mi aporte al debate. Por lo cual dejo en este medio mis humildes puntos de vista sobre lo que he podido percibir de estos programas:

1- Que están alienando a la población, brindándole un periodismo extremadamente “light”, utilizando la reconociblemente importante cultura popular, pero igualmente plasmándola como una historia de comic barato. Por ejemplo en esto de las leyendas de la tulivieja, que es innegable que tenían un valor cultural y comunicativo entre generaciones, aquella imagen de la abuela en el interior del país contándole a sus nietos las historias más increíbles que desarrollaban muy bien nuestra imaginación.

Sin embargo estos programas tergiversan los relatos, recurren a dramatizaciones bastante malogradas y hasta comercializan con la ignorancia de las personas consultando al final del reportaje a estos personajes “conocedores de las ciencias espiritistas” que se hacen de dinero diciendo frases como “se siente una fuerte presencia sobre natural en este lugar”.

2- Que están llevando programa con programa a la incultura y al consumo desmedido o innecesario, con promociones estúpidas, con soluciones de dudosa procedencia para los “problemas personales” “espirituales”, “sentimentales” ect, que van desde las hierbas de las que habla usted en su artículo, hasta consultas personales con “gurús” y estos “conocedores de las ciencias espiritistas”.

3- Que acrecientan la difusión de hechos violentos dentro de la programación televisiva, por cuanto en estos espacios televisivos tienen segmentos dedicados a la crónica roja que por lo general no son nada cortos (cabe destacar estos programas siempre son presentados antes de los noticieros que igualmente brindan altos contenidos de violencia al televidente). Luego, nos preguntamos porque la creciente hostilidad en nuestra sociedad.

No hay duda, que estos programas tienen una combinación explosiva que los hace tener sus adeptos y también adeptas:

- Senos casi, casi, al aire de mujeres indudablemente guapas (dejamos claro que no hemos dicho elegantes, o bellas);

- Un contenido pobre que no necesita de mucho desarrollo intelectual para su comprensión aunado a las opiniones bastante desacertadas, a veces absurdas de sus presentadoras;

-“Panaceas” y “soluciones milagrosas” para un sinnumero de problemas individuales que no son más que reflejo de síntomas del la actual problemática social en todos los sectores de la población, y de los cuales no se ha tomado conciencia en su profundidad (por ejemplo el problema sentimental y afectivo familiar, que evidencia el síndrome social de la creciente desintegración familiar en todas las clases sociales, amen de las causas de estos problemas, la falta de comunicación de padres e hijos, el alcoholismo, la drogadicción, el desinterés por la educación y la cultura);

- Humor vulgar, soez y ofensivo (como aquellos reportajes en que mezclan declaraciones de personas afectadas por ciertos problemas, con caricaturas, que en mi opinión son una burla directa a quienes recurren a esos medios para que la comunidad tenga conocimiento de sus problemas);

- La exaltación del esnobismo, con una fuerte tendencia a resaltar lo peor de la moda.

En fin…

Se ha abierto un debate que definitivamente no puede ser cerrado hasta que los medios de comunicación se encausen tanto en discurso, como contenido, en reconocer que tienen una responsabilidad didáctica y docente (en cantidad y calidad) cada vez más seria, conforme aumenta la tecnología y crece la demografía. Además esta discusión tiene que trascender el espacio de las columnas de opinión y los blogs como este, esperamos no ser tan idealistas como lo planteamos teniendo en cuenta que como dijo Napoleón una imprenta (en estos tiempos, un canal de televisión) puede ser más peligroso que el ejercito de la nación.