1.6.09

Estratégica alianza/ Estratégica huida


Ayer, leyendo La Estrella me di cuenta de una noticia, que sinceramente no me extraña en lo más mínimo, teniendo en cuenta todo lo que vimos en esta “campaña electoral”, si es que se le puede llamar así[1]; la noticia de la que les hablo es la separación del Partido Popular (antiguo Demócrata Cristiano) y el Partido Revolucionario Democrático.


Definitivamente, para nadie era un secreto la potencial ruptura de la alianza entre sendos partidos, debido a la derrota electoral sufrida en las elecciones del 3 de mayo.

Lo que si impacta es las declaraciones que dan “los Lideres” del partido (véase los recortes de prensa a la parte inferior de este escrito), calificando de un error la fusión.


Y es que de hecho, fue un error histórico la acción de la dirigencia del partido, al haber concebido “aliarse estratégicamente” hace más de nueve años atrás al PRD, pues aunque lograron una supervivencia como partido con el triunfo de Martin Torrijos y estuvieron dentro del gobierno (ejerciendo uno que otro cargo público, de manera muy tenue, incluso el segundo Vicepresidente Rubén Arosemena, parece haber pasado como una figura fantasma dentro del gobierno), supeditaron la reputación de su partido de manera manifiesta, juntándose con su rival de muchos años atrás, al cual la dirigencia se opuso fuertemente en el periodo de la dictadura. Luego el Democristiano cambió incluso el nombre de su Partido, estatutos, organización; lo que le costo al partido muchísimos adherentes y simpatizantes.


Dialogando hace un tiempo atrás, con un activista de organización del PRD, me decía que había escuchado varias veces por parte de altos mandos de este Partido, que cuando el Partido Democristiano decidió unírsele para preservar el control de la Asamblea Nacional en el 2000, se vislumbro una oportunidad de hacer desaparecer al “enemigo” aprovechándose a del oportunismo electorero de subsistencia que los verdes tenían en dicho momento, de cara a las elecciones del 2004.


Me decía esta persona, que el Pacto META (PDC -PRD) era una forma eficaz de lograr el control político en la Asamblea y de esta forma hacerle una oposición “efectiva” (diría yo acérrima y no muy fundamentada) al ejecutivo que en ese momento controlaba el Arnulfismo, MOLIRENA y Cambio Democrático, entre otros partidos desaparecidos; esto le ayudaría al PRD a ir captando simpatía lo cual se traduciría en votos en el 2004, y claro el PDC podría obtener alguna cuota de ello para la subsistencia, pero el desgaste histórico - político sería grande ni que decir del cisma que se crearía en el Partido, pues muchos de sus miembros tradicionales del PP tenían aún resentimientos contra el PRD por distintas razones.


Siempre me quede pensando en aquella conversación, y aunque en el momento que la tuve consideré que más que una jugada política, parecía un cuento digno de una película sobre conspiraciones, ahora creo que tiene muchísimo sentido, pues aunque el PRD ha sido “generoso” otorgándole al ahora Partido Popular algunos puestos de importancia dentro del gobierno, también puede decirse que esto coarto el desarrollo del partido (PP) y el crecimiento de la organización en su seno, al irse adhiriéndose cada vez más de forma pragmática al PRD, cual rémora debajo del tiburón, dependiendo mucho de este partido.


Por otro lado, parece ser que se vivió dentro del PP cierto exceso de confianza en el PRD, por sus dirigentes y en general por su membresía, tanto así que este elemento obnubilo los sentidos y anquiloso la actividad del PP. De hecho, la confianza que tenía tanto el PRD, y el PP en una posible victoria Presidencial en las pasadas elecciones, era algo increíble por parte de los dos partidos (los tres si contamos al Liberal), pero más aún por parte del PP, por cuanto no aprovecharon la posición de “estar afuera” del PRD, para haber sido aunque sea un poco críticos de la gestión de gobierno 2004 - 2009 y el descrédito que tiene tanto la figura presidencial actual, como las autoridades gubernamentales.


El PP parece estar vivo por un milagro y es haber obtenido el 5% en la elección a los cargos de Representante de Corregimiento, por cuanto en ningún otro cargo a elección pudieron cumplir la cuota necesaria para subsistir y si bien se habla constantemente de una “debacle del PRD” nos preguntamos ¿Qué le ha pasado a un partido político que hace diez años era considerado como la tercera fuerza política de Panamá?, no se (pero tampoco creo) que todo lo sucedido desde el 2000, hubiera sido hecho de adrede para hacer desaparecer al PP, como me dijeron, mucho menos lo que ha pasado recientemente, lo que si se es que en Política cada uno forja su camino y el PP desde hace tiempo, no está tomando las mejores decisiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!