6.9.09

MATIZA2 - Bien negros que somos


- Al Ministro de los Rifles-

Negro, negrito…
No negrito con el alma blanca, sino negrito con el alma negra,
Porque ni el negro ni la negra son malos por su color,
porque ni el blanco ni la blanca son necesariamente puros en su mente y en su corazón.

Negrito y bien negros somos en América, así como negros son en África…
Bien negros, negritos los trajeron europeos dizque pa trabajar;
y como más bien era para explotar los negritos se liberaron.

Bien negros, negritos en el verde de la selva se perdieron,
y aunque fuego blanco les tiraron, bien negros sobrevivieron…
Mantuvieron sus costumbres, su comida buena y su negrura,
y ahora también somos negros, no negros con el alma blanca,
Sino negros con el alma negra…

Negros somos, como también somos cholos, somos indios y también algo de chino somos,
somos de aquí y de allá un poquito y no porque Usted sea blanquito,
deja de ser negrito, cholito o chinito…

Nosotros no somos un país, nosotros no somos la cédula ni el pasaporte,
Como Usted no es su corbata Tommy ni tampoco su traje Armani…

Nosotros somos hermanos, lo negro, lo cholo y lo chino, ¿Por qué no? lo blanquito,
lo llevamos en la sangre, la sangre de mi abuela que es negra, digo ella es negra, no su sangre…
Porque la sangre es roja la de ella, la mía, la de mi madre, mi hijo y también la de mi padre…

Yo creo que la sangre de Usted también es roja a menos que sea de aquellos con sangre azul…
Aunque azul de sangre no he visto a nadie,
y pueda ser que Usted sea nadie si es de sangre azul…

Negro, negrito, chinito y cholito también el blanquito,
a todos ellos los he visto en lo mismo,
todos comen, todos ríen, todos lloran y todos aman,
todos sienten, todos pierden y a veces uno que otro gana…

Negro soy yo, negro es Usted, negro somos todos,
negro es el indio, negro es el chino, negro el blanco y blanco el negro…

No somos arios, no somos nórdicos, aunque en parte podríamos serlo,
y por eso mismo no dejamos de ser negros…

1 comentario:

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!