21.12.09

A 20 AÑOS DE UN GENOCIDIO “JUSTO”

-->
            Exactamente 20 años después de la invasión norteamericana, nuestro Canciller y Vicepresidente Juan Carlos Varela niega la futura instauración de bases militares. Es irónico (o por lo menos así parece) que el Vicepresidente de ese entonces, Guillermo Ford, haya justificado la operación militar “causa justa” que costó la vida de un indeterminado número de vidas, y a la vez negase que él conocía sobre los detalles de esa operación.
            A 20 años de la invasión, el gobierno panameño sigue ocultando la cifra oficial de las víctimas fatales que produjo “causa justa”, aunque el Comando Sur – en cifras sospechosamente conservadores – habla de unos 314 muertos (incluyendo 23 soldados estadunidenses), sin embargo, extraoficialmente se habla de unas 4000 víctimas mortales. Irónicamente, se niega el derecho (nuevamente) a la población y peor aún a las futuras generaciones de conocer una cifra oficial en cuanto a los fallecidos en la fatídica invasión; y es que a menos de un año para la realización de un censo de Población y Vivienda no se concibe insertar en dicho instrumento estadístico (el más esencial e importante de un país) una pregunta que logre esclarecer cuántos perdieron la vida en ese trágico 20 de diciembre de 1989.
         Al parecer, a 20 años de la invasión el gobierno prefiere desconocer el genocidio de la “Operation Just Cause”; y desconociendo el genocidio, obviamente, no puede tomarse una posición de Estado sobre el tema que implique darle respuesta a las exigencias de los afectados (familiares de las víctimas fatales, quienes resultaron afectados física, psicológica y moralmente, quienes perdieron su hogar y enseres). Ello porque los “altos jerarcas” de la diplomacia panameña saben que esto tendría consecuencias internacionales, que evidentemente quieren evitar. Se deja ver que nuestros burócratas de la diplomacia no les queda ni un poco orgullo patriótico, como lo tuviera en su momento el Presidente Roberto Chiari que ante la matanza de estudiantes y civiles panameños el 9 de enero de 1964, por parte del ejercito estadunidense, rompió relaciones diplomáticas con dicho país.
             Contrariamente, agradecieron (como en el caso del Ex Vicepresidente Ford) y parecen agradecer todavía “la invasión que restableció la democracia en Panamá” (como se titula un suplemento publicado ayer 20 de diciembre de 2009), pues por la actitud cobarde que han tomado los gobiernos, en los 20 años sucesivos a esa tragedia y aquella actuación delincuencial en concubinato con el gobierno de EE. UU., se deja ver que hay aprobación tacita por parte de nuestras autoridades elegidas en “democracia”, que se instituyera un sistema de lo más anti democrático y servil a los intereses de la oligarquía panameña, y claro está de los intereses de agentes económicos estadounidenses, por sangre de inocentes y por cortesía fuegos enemigos.
          20 años después es inconcebible permitir “bases militares”, “de tareas conjuntas”, “centros antidrogas” o como quieran ponerle a las susodichas, en territorio panameño. 20 años después negar el genocidio de la Operation Just Cause” debería ser un delito, así como se le considera delito a la negación del holocausto, 20 años después nuestras autoridades deberían hacer todo lo posible por saber cuántas panameñas y panameños inocentes perdimos en esa invasión, 20 años después debe tomarse una posición de Estado al respecto… 20 años después está prohibido olvidar y prohibidísimo perdonar.

Fuentes de apoyo:
- Diario La Prensa, edición 19 de diciembre de 2009: “Censo no tocará la Invasión” y “Varela desmiente a Hugo Chavez por bases aeronavales”
- Diario La Prensa, edición 20 de diciembre de 2009, suplemento especial: “20.12.89. La historia de una invasión que restableció la democracia en Panamá”
- Beluche Olmedo, La Verdad Sobre la Invasión.

1 comentario:

  1. Wao joao, habia leido muchos articulos de opinion que escribes, como ciencias políticas,etc.
    y me encantas lo que estas haciendo, tienes un don en trasmitir un sentimiento cuando, alguien le tus articulos, te felicito.
    eso como primer punto
    la negacion a la falta de informacion real a los sucesos ocurridos el 20 de diciembre de 1989, es muy peligrosa,
    1- tengo la percepcion de al no dar cifras verdaderas+, la gente se comera el cuento de que la mentira que posterior mente serala verdad.
    2- al creer esa mentira, intrudiceran cuentos, como los de el ex-vicepresidente Ford, para hacer creer que los estados unidos "nos Hicieron un favor".
    3- las genracion como la nuestra, y la que biene, como hijos, nietos, seran los mas afectados, porque la historia a sido cambiada, y junto a eso se fue la gloria de aquellos hombres y mujeres, que fueron a defender a su pueblo y dieron la vida por ella!!!!
    saludos karen

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!