20.12.10

Democracia y cosas por el estilo*

Era un secreto…  A voces, en los edificios mohosos de los poderes del Estado, todos los funcionarios –y  también las funcionarias– de la alta jerarquía lo comentaban como si fuera un  hecho, como si la decisión que habían tomado el tiranillo con sus adláteres tras la comodidad de las puertas de roble o caoba bien barnizadas de las oficinas frías y lujosas hasta la jactancia, ya estuviera aprobada por el pueblo allá en el arrabal o en los buses coloridos o en los puestos burocráticos en los que si hay que trabajar. 
En la barbería, donde cobraban tres dola´ por corte también hablaban de lo mismo que hablaba el practicante a tirano con su comitiva, y los viejos que esperaban la afeitada se reían burlonamente aunque había otros molestos y las voces que la democracia del recinto permitía: “¡Carajo! Esa elección va a costar millones y lo más triste es que la hacen con nuestra plata”, “Va pasar lo mismo que en el 98”, “Le van a llenar las urnas de puro NO”.
Luego, los voceros  escandalosos, esos que siempre dicen cosas necias y que nadie les presta atención, salieron en los medios anunciando el proyecto de ley y además, haciendo gala de su necedad argumentan mil y una razones: “Acabar con la pobreza en el país”, “Llevar a Panamá al primer mundo”, “Si el diputado puede reelegirse ¿Por qué no el presidente?”, “Darle continuidad a los proyectos –aunque nisiquiera los hubieran   comenzado– de  gobierno”, Y un largo inventario de frases memorizadas que casi nunca terminaban en acción.
Como a las 6:00 p.m., cuando empezaron las noticias, no todo el mundo había llegado a su casa por el tranque de diciembre, uno que otro ciudadano se indignaba al ver el rostro patético del vocero escandaloso, a la sazón, esas sandeces que decía sobre la necesidad de la reelección del excelentísimo tirano. “La única necesidad que hay es que empiecen a respetarnos y eso no lo han entendido”, Dijo algún televidente, dejó al vocero hablando solito y se fue al baño.
Pero en las mismas noticias de las seis, salió hablando otro oportunista, de esos que no tienen ninguna credibilidad pero si un alto cargo, diciendo “Que nadie de su partido había aprobado la idea de la reelección”, “Que era precipitado hacer cualquier tipo de aseveraciones acerca del tema”, “Que en tal caso de que… No se apoyaría el proyecto”, Otro discurso pre-aprendido que casi ningún televidente se creyó.
Con todo aquello, empezó algo así como un “periodo democrático”, salieron doscientos cincuenta y siete voceros como el vocero del rostro patético, con otros rostros más o menos patéticos, hablando acerca de la democracia: “Qué es la democracia, sino elegir a las autoridades”, “Todo dentro de la democracia es valido”, Claro, el pueblo tiene derecho a escoger a sus tiranillos si lo desea, incluso reelegir a los tiranillos y eso está dentro de la democracia.
¡Y dale con la democracia! Volvía la campaña política, pero no era ahora en los cuatro años de reglamentaria charla sobre la democracia, el tiempo se había acortado por la mitad, ahora en dos años volvía a hablarse de democracia, del derecho de escoger, se hablaba de nuevo de los planes de desarrollo para el país, de promesas que otros habían roto, de promesas que se iban a hacer realidad, de proyectos, de metros, de canastas básicas más baratas, como una epifanía, un deja vu, una burbuja llena de humo de opio, una reelección.
Ese bello discurso cautivó a algunos, aquellos que creían que ir a una urna era, por si misma, la democracia, a esos que les gustaba que todo se decidiera por ellos, “La autoridad es una representación de Dios”, Y que sin cuestionamientos aceptaban que masacraran a la gente en Bocas cuando pelean por sus derechos, aquellos que se resignaban cuando leían en el periódico sobre otro escándalo de corrupción, esos que no les importaba que el país se convirtiera en una guarida de criminales previo asilo político, ellos y sólo ellos estaban dispuestos a aceptar que la democracia siguiera siendo dirigida por un tiranillo junto a sus voceros patéticos y rastreros.
Los otros, empezaron a protestar para que NO se gastara plata en aquella otra farsa, ese garabato de democracia.         

*Publicado en el diario La Estrella de Panamá, 20 de diciembre 2010. Agradecimiento especial a la Licenciada Doris Hubbard que nos publica nuestros artículos aunque parezcan cuentos. 

18.12.10

Traducción de la canción Deixa Pra Lá




Canción: Deixa pra lá
Compositor: Cartola

Escuché esta canción uno de esos días en que todo le sale a uno chueco y me subió el ánimo por su letra, la instrumentación y obviamente esa alegría que le imprimen los brasileños a sus artes aunque haya melancolía de por medio.

La cuestión es que no encontré la traducción al español para poder compartirla con las amigas y amigos no lusoparlantes (que no hablan portugués) y entonces decidí hacer una traducción. Conste que no soy traductor profesional, pero yo creo que allí está la idea.

Sin más les dejo la letra en portugués y luego mi humilde traducción:


Se teu amor falou que não vai mais voltar: Deixa pra lá
Se você ficou em último lugar: Deixa pra lá
Se tudo começou na hora de acabar: Deixa pra lá
Se você não passou neste vestibular: Deixa pra lá

Deixa, que esta vida um dia muda, você tem que se assumir
E se o próprio amigo o acusa, você deve resistir.

Se não tem viola pra lhe acompanhar: Deixa pra lá
Se nesse ano a escola não vai desfilar: Deixa pra lá
Se você pediu tanto e ninguém quis lhe dar: Deixa pra lá
Se também fez um canto pra ninguém gostar: Deixa pra lá

Deixa, que essa fase é passageira, amanhã será melhor
E você vai ver que a cidade inteira seu samba sabe de cor

Se você quer seresta e já não tem luar: Deixa pra lá
Se você foi à festa e não pôde dançar: Deixa pra lá
Se a sua companheira já não quer lhe dar: Deixa pra lá
Aquele amor antigo que só faz vibrar: Deixa pra lá

Deixa, não perturbe a sua vida, carnaval já vem aí
Vou brincar com o povo na avenida, descobrindo o que não vi

Se você tem idéia e não pode falar: Deixa pra lá
Se cantou pra platéia e ninguém quis ligar: Deixa pra lá
Se você foi à feira e não pôde comprar: Deixa pra lá
Porque o dinheiro é pouco pra poder gastar: Deixa pra lá

Deixa, que essa vida um dia muda, você tem que se assumir
E se o próprio amigo o acusa, você deve resistir...

Se não tem viola pra lhe acompanhar: Deixa pra lá
Se nesse ano a escola não vai desfilar: Deixa pra lá
Se você pediu tanto e ninguém quis lhe dar: Deixa pra lá
Se também fez um canto pra ninguém gostar: Deixa pra lá

Deixa, que essa fase é passageira, amanhã será melhor
E você vai ver que a cidade inteira seu samba sabe de cor

Se você quer seresta e já não tem luar: Deixa pra lá
Se você foi à festa e não pôde dançar: Deixa pra lá
Se a sua companheira não fez o jantar: Deixa pra lá
Porque foi para a feira saracutiar: Deixa pra lá

Deixa, não perturbe a sua vida, carnaval já vem aí
Vou brincar com o povo na avenida, descobrindo o que não vi

Se teu amor falou que não vai mais voltar: Deixa pra lá
Eu já vou parar de cantar: Deixa pra lá
Porque já é hora de acabar: Deixa pra lá

____________________________________________________

Si tu amor dijo que no volverá
déjalo allá
si te quedaste en el último lugar
déjalo allá
si todo comenzó en la hora de acabar
déjalo allá
si no pasaste la prueba de ingreso
déjala allá

deja, que esta vida un día cambia
tienes que asumirlo
y si el propio amigo te acusa
debes resistir

si no tiene guitarra para acompañar
déjalo allá
si este año la escuela no va desfilar
déjalo allá
si pediste tanto y nadie quiso dar
déjalo allá
si además cantaste y a nadie le gustó
déjalo allá

deja, que esa fase es pasajera
mañana será mejor
y veras que la ciudad en entera tu samba
aprenderá de memoria

si querías serenata y ya no hay luna
déjalo allá
si fuiste a la fiesta y no pudiste bailar
déjalo allá
si su compañera no te quiere dar
déjala allá
aquel amor viejo que te hizo vibrar
déjalo allá

deje, no perturbe su vida
carnaval ya viene
voy a saltar con el pueblo en la avenida
descubriendo lo que no vi

si tienes una idea y no puedes hablar
déjalo allá
si cantaste al público y nadie quiso ligar
déjalo allá
si fuiste al mercado y no pudiste comprar
déjalo allá
porque el dinero es poco para gastar
déjalo allá

deja, que esta vida un día cambia
tienes que asumirlo
y si el propio amigo acusa
debes resistir

si no hay guitarra para acompañar
déjalo allá
si este año la escuela no va a desfilar
déjalo allá
si pediste tanto y nadie quiso dar
déjalo allá
si además cantaste y a nadie le gustó
déjalo allá

deja, que esa fase es pasajera,
mañana será mejor
y vas a ver que la ciudad entera su samba
aprenderá de memoria

si querías serenata y ya no hay luna
déjalo allá
si fuiste a la fiesta y no pudiste bailar
déjalo allá
si su compañera no hizo cena
déjala allá
porque se fue a la feria a bailar
déjala allá

deje, no perturbe su vida
carnaval ya viene
voy a saltar con el pueblo en la avenida
descubriendo lo que no vi

si tu amor dijo que no volverá
déjalo allá
ya voy a parar de cantar
déjalo allá
porque ya es hora de acabar
déjalo allá.   

4.12.10

Tranque de diciembre

Imagen extraída de la edición del 3 de diciembre de 2010 de La Estrella de Panamá
Después le preguntan al Grinch por qué no le gusta la navidad.

Victoria Rivas, una señora que estaba brava en el bus.


En el momento que escribo esto debe haber un tranque de la gran ostia desde el Machetazo de San Miguelito hasta Los Pueblos ¿Cómo lo sé? Bueno, acabo de salir de eso, la ventaja es que andaba en una moto y no me tarde mucho, quizá media hora, que en moto para ese tramo es bastante, pero sepa el Diablo cuanto se demorará el último de la fila del tranque (que ande en carro) en llegar a su destino.

No le estoy haciendo propaganda a la moto si es lo que Usted cree, sino avisándole que ya es diciembre y que los tranques que solemos conocer y lidiar los otros once meses del año, se multiplican ahora a la N potencia por N ¿Causas? Cualquier cantidad, empezando porque todos se empecinan en sacar sus automóviles, al haber más automóviles en las calles hay más accidentes de tránsito y al haber más accidentes de tránsito volvemos al tranque del que acabo de volver; y es que en todo ese trayecto, que cuando mucho puede tener 8 kilómetros de distancia habían nada más y nada menos que 4 accidentes, en promedio 1 por cada 2 kilómetro… Los más conspiradores dicen que en estos tiempos los dueños de las gasolineras les pagan a algunos malandros para que hagan el simulacro de haberse chocado. Yo creo que tienen alguna parte de la razón y es que en los cuatro choques que vi, ningún automóvil había tenido algún daño considerable, y ocurría el clásico: SE BESARON, que es cuando un carro no impacta al otro, sino que le toca la defensa trasera.

Pero hay otra cosa que también influye y es la ineptitud de las autoridades, que se nota desde lo particular a lo general, y es que no vi a ninguna unidad de la Policía Nacional ni de la Autoridad de Transito y Transporte Terrestre (A.T.T.T) ni tomando los partes de los accidentes, ni en camino a hacerlo (Los más conspiradores dirían que hay todo un complot entre autoridades y dueños de gasolineras), por otro lado, cuando precisamente es este mes en el que la gente saca los carros de la casa (así estén con las placas vencidas) es que las autoridades deciden arreglar las calles llenas de baches que debieron arreglar hace mucho tiempo atrás, después de todo, algo de publicidad gratis para el gobierno en las calles cuando casi todos deciden salir de sus casas no cae nada mal y de la misma manera, no creo que la gente pretenda dejar de comprar el arbolito y el pavo así cierren la Vía España y La Transístmica sean los jubilados con su sancocho de huesos  o el gobierno con sus reparaciones absurdas.

Y creo que el último de la fila todavía no ha llegado a su destino… 

29.11.10

Las “verdades” oficiales*


Imagen extraída de la edición del 29 de noviembre de 2010.


Con la terquedad con la que un burro vuelve al fuego sin sentir temor, es comparable la actitud de las autoridades en cuanto a la negación de sus responsabilidades.

Con una facilidad espeluznante, figuras que detentan altos cargos gubernamentales -del presidente para abajo- desestiman la culpabilidad que tuvieron (y tienen) en los hechos suscitados entre el 8 y 13 de julio de este año en Bocas del Toro, ahora falta ver a qué chivo expiatorio le achacan las responsabilidades jurídicas de las muertes y las heridas.

Esa terquedad, ese cinismo y esa arrogancia son solo manifestaciones emotivas de la tiranía con que están manejando la cosa pública. Recientemente, en un artículo de Tim Royers para la revista Time titulado Panama's President: Trying on a Strongman Role? ( que en español vendría a decir algo como: Presidente Panameño: ¿Asumiendo el rol de hombre fuerte?) hay un interesante análisis que resume la biografía y la forma de actuar del presidente políticamente, en poco más de 4 líneas , citamos: “(Martinelli)Es un hombre de gran riqueza, que fue implacable en los negocios y luego creó su propio partido político con éxito. Él tiene un increíble sentido de sí mismo y cree que puede salirse con la suya cuando quiera.”

Asimismo con el cinismo de costumbre, algunos voceros gubernamentales salen al paso restándole importancia a la publicación de Time, de la misma manera con la que se han negado las responsabilidades en la masacre de Bocas del Toro, y con la insistencia con que se insulta a los periodistas cuando se publican en los medios “noticias molestas”, aunque luego se diga de manera repetitiva – casi tan repetitiva como la propaganda en la que Los Rabanes dicen ¡Vamos bien!- que no hay ninguna persecución contra los periodistas, que las condenas contra Justino Gonzalez y Sabrina Bacal nada tienen que ver con presiones del Órgano Ejecutivo, que nadie dio “ordenes superiores” para retener a Paco Gómez Nadal por varias horas en el aeropuerto ni a Carlos Nuñez por tres semanas en la cárcel.

No extrañaría nada que cuando empiecen a caer las críticas de la opinión pública sobre estas “verdades” oficiales se convierta a los periodistas en “los culpables” de las declaraciones de Martinelli en las que niega la culpabilidad gubernamental en los hechos de Bocas del Toro, así como en un momento les echaron a estos y a los medios toda la culpa de aquella crisis nacional.

Y es que estas declaraciones se interpretan mínimamente como una burla a la inteligencia del pueblo, llamándonos idiotas, analfabetas, borrachos y gente sin memoria, aunque no de una manera tan literal como lo hizo el Ministro Mulino y la Ministra (des) Cortés en medio de la crisis, faltaría que pongan a Los Rabanes a cantar algo así: sin sindicatos estamos bien/ sin periodismo estamos bien/ y el Gobierno no tuvo la culpa de lo que pasó/ ¡Vamos bien!.

Parece que no hay aprendizaje alguno por parte de las autoridades del Gobierno Nacional, la terquedad, el cinismo y la arrogancia de estos tiranos les impide reconocer sus errores aunque cuesten vidas, mientras los camarones legislativos siguen cocinándose, auspiciados e incluso preparados por el Órgano Ejecutivo, la forma despectiva de comunicarse tanto con los periodistas como con dirigentes del movimiento popular sigue siendo una regla invariable, las promesas de campaña más apremiantes como bajar la canasta básica o mejorar la administración de la Caja de Seguro Social han quedado en un verdadero limbo, sin embargo, mega proyectos millonarios nunca antes consultados con la población ni puestos en las promesas de campaña, son financiados con el presupuesto público, nuestro presupuesto.

Estas situaciones ya son de conocimiento de mucha gente que está tomando conciencia del proceder despótico de las autoridades gubernamentales, y no sólo se discuten a nivel local (recordemos que al ser Panamá un país de transito hay muchos intereses internacionales en juego) prueba de ello son publicaciones como la de Tim Royers en Time o la de Mary O´Grady en The Wall Street Journal (Panama's Presidential Temptation), les recomendamos a estos periodistas que ni se les ocurra darse una vuelta por Panamá a menos que estén dispuestos a pasar algunas horas de más en el control migratorio.
 
* Publicado en el diario La Estrella de Panamá, edición del 27 de noviembre de 2010. Agradecimiento a quienes comentan la publicación, hasta aquellos que critican negativamente http://www.laestrella.com.pa/mensual/2010/11/27/contenido/303801.asp 

23.11.10

Sobre la existencia (un cuento no precisamente existencial)

Este cuento no se realiza en este lugar.

Bibliografía: Leí la frase  la existencia en el estado del Facebook de Valentina. 

Saber que existes es que el sol te empiece a pegar en la cara impertinentemente y después de un rato, cuando se van haciendo las quemaduras en los cachetes, te auxilias en la silla de un limpiabotas, pero si la silla del limpiabotas no tiene techo seguirás quemándote en los cachetes y eso es no tener ganas de seguir existiendo.

Como no había silla de limpiabotas te vas a disfrutar un raspao en la Cinco de Mayo con el ruido de los diablo rojos cortando de Calidonia hacia San Miguel –como quien va para Albrook– y un man que está vendiendo cd´s de vallenato, al lado tuyo, te está hostigando para que le compres un cd de mp3 con toda la discografía de Aventura, pensando que lo único por lo que comprarías el cd es por la caratula que trae una linda mujer en bikini que no tiene nada que ver con Aventura ni con el peri-piri-turi de la guitarrita en las canciones, le dices ¡no! unas tres veces cada vez menos amablemente, pero el insiste en bajarte el precio hasta que el cd pasó de 5 dolas a un dola, lo piensas, pero recuerdas que esa música (si acaso así pudiera llamarse) es muy mala y que luego puedes meterte en un intenet café de a peso la hora para ver fotos de mujeres en bikini, ¡NO! por IV vez.

Él se aleja mirándote con cizaña y un vocabulario soez entre los labios, palabras que no escuchas pero que no es necesario saber leer labios para saber que está tratando de decir que no sabes de música y que eres algo así como un idiota musical y además un hijo de la gran maceta. Luego, así como por arte de las quemaduras del sol, detrás del puesto de venta de celulares en el que te guareciste a comerte el raspao  se te aparece una viejita chiquitita (de tamaño, porque podría tener 93 años) para preguntarte si el raspao está bueno y tu te preguntas para tus adentros si algún día serás como ella. 

9.11.10

En picada

Chicá


se deja caer el día
y mis ojos trajinados
 de azotes citadinos
ya confesaron sus anatemas

se cae el día
sobre cada partícula viva
que respiran más rápido
a la salida del letargo encantado.

28.10.10

Protestas de los jubilados en Vía Transístmica - 28/octubre/2010


Esta vez más que palabras, tenemos imágenes. Por esas casualidades de la vida tuve que ir a la Universidad ¡Un día de protesta de los jubilados! y al quedar atascado en la Vía Transístmica (no había medio de transporte disponible, ni bus, ni taxi) se me ocurrió ir a tomar un par de fotos.

Hay mucho prejuicio sobre la cuestión de cerrar calles, la mayoría dice que aquella acción implica un daño a terceros.

No entraré a discutir si quienes protestan de esta manera están en lo correcto o no, lo que si puedo decir es que en el tiempo que estuve presenciando esta  protesta todo se llevo en forma pacífica y hasta alegre. El buen humor de los jubilados, la guitarra y el sancocho de huesos ayudaron mucho.

Por otro lado ¿Cree Usted que si la gente protesta en las aceras alguien les prestaría atención?

Sin más, aquí están las fotos...

La Transístmica es una  de las vías terrestres más transitadas de la Ciudad de Panamá.
 Como podrán ver  en esta foto, hoy estaba totalmente desolada. 

Del otro lado, había otra protesta no tan pacífica.
Los estudiantes del Artes y oficios eran los protagonistas.
 Pueden verse, a lo largo de la calle los desperdicios que utilizaron para bloquearla.


Transeúntes y autoridades. 

Nos vamos acercando y también percatando que más que protestando, hay gente esperando. 

Esperando llegar al final de la fila. Los esperaba a ellos un sabroso sancocho de huesos. 

El dirigente Eladio Fernández. Pareciera que está regañando a  los participantes, pero en verdad les está diciendo:  ¡Disfruten la sopa!  

¡El Guitarrista se sirve sólo!
Balance de la actividad.
Más.

Ya trabajé mucho/ y ahora no alcanza la plata/ como un perro no moriré

¡50, 50, 50, 50!

Las conspiraciones.

22.10.10

El costo de las cosas*

Otra vez nos pusieron caricatura, buena esa!
Lo que no cuesta trabajo se despilfarra y solo cuando se acaba o cuando es muy difícil conseguirlo empezamos a añorar; como dijo aquel sabio popular que prefirió el anonimato: ‘Nadie sabe el valor de lo que tiene hasta que lo pierde’. Es ese el momento en el que tomamos conciencia de las cosas, a veces de manera equivocada, a veces con algo de razón, lo importante es empezar a construir esa conciencia.

Para no aburrirles con planteamientos abstractos, me remito a ciertos hechos que están sucediendo en la Ciudad de Panamá y, según tengo entendido, se repiten en muchas otras comunidades de la geografía nacional. Para nadie es un secreto que vivimos sepultados de basura. Montañas de desechos, popularmente conocidos como patacones, han pasado a ser parte del paisaje urbano hasta en los barrios más exclusivos. La palabra ‘nauseabundos’ se queda corta para describir los olores que tenemos que respirar en las calles.

Si usted cree que lo que le digo es relajo, lo reto a bajarse del auto, a salir de casa o de la oficina y caminar cualquier avenida de la ciudad. Unos quinientos metros serán suficientes para sentir el deseo de estar lejos de toda aquella inmundicia.

La cuestión es que esa asquerosa experiencia no es solo muy molesta, sino que también es insalubre; es decir que puede ocasionar epidemias que se expandirían con la velocidad con que se riega un bochinche en un pueblito, y mucho habría que agradecerle al Ministerio de Salud —que ante esta crisis no ha dicho ni esta boca es mía— por su capacidad de prevenir enfermedades.

Relacionando esto con lo del costo de las cosas y el despilfarro, hay dos cuestiones muy puntuales por decir: Primero, entender que todos tenemos parte en el problema. Tirando nuestras cochinadas por todas partes, desde el papelito del chicle al suelo, hasta el caliche de las remodelaciones en un lote baldío que usan los muchachos como cancha de fútbol. Como todas y todos sabemos, en este país nos hemos ido acostumbrando a hacer lo que nos de la gana, cuando nos da la gana, en la medida de nuestras posibilidades. Con la basura no es la excepción, pues los hospitales echan los desechos médicos en cualquier esquina, las empresas constructoras vierten los residuos de cemento en las alcantarillas, causando luego inundaciones que generan daños considerables a terceros, pero también está aquél que deja que su perro se haga pupú en cada acera y en cada parque, y que además reviente los cartuchos del vecino dejando todo regado, sin olvidarnos de aquel que deja sus bolsas llenas de basura en cualquier lugar que esté lejos de su casa.

Entonces, es bastante cierto que todos en la medida de nuestras responsabilidades tenemos culpa de lo que está pasando. De lo que se trata ahora es de autocriticarnos y tomar conciencia de que hay normas por respetar y ‘hacer lo que me da la gana’ —como se ha demostrado— a la larga es perjudicarnos a nosotros mismos. En palabras bien sencillas: Eso del juegavivo ya nos tiene casi muertos.

La segunda cuestión, tan importante como la anterior, es que hay que ir entendiendo que entre estos hechos y la manera en que nos están gobernando, hay una relación política directa. Hablando con ejemplos concretos, me remonto a aquel aberrante suceso de la supuesta pelea entre el alcalde de las lágrimas de cocodrilo y un diputado que hace poco se operó el estómago. Y es que si la memoria no me falla estos dos señores en aquellos días de campaña politiquera se atragantaban de comida en los mismos restaurantes, sentados en la misma mesa, mientras se reían de los mismos chistes. Sin embargo, ahora hacen la pantomima de estarse peleando ante los medios, disputándose quién sabe qué. Lo que sí es seguro es que están distrayendo a la población del problema central: nuestra salud. Además, estas dos moles sirven como telón tapando todos los mega negociados que se dan tras bambalinas.

Creo que es hora de que esto pare, la cuestión es que, si como pueblo no nos organizamos para luchar por nuestros objetivos comunes, nadie nos va a regalar nada, más bien seguiremos sepultados en la basura.
___
*Publicado en el Diario La Estrella de Panamá el 22 de octubre de 2010. Agradecemos a la Licenciada Doris Hubbard y al caricaturista Peña Moran por su deferencia.

19.10.10

Viaje de lunes por la tarde

Si le das doble click se pone más bonita

¿CÓMO CARAJOS PUEDE UNO SENTARSE AQUÍ?… Estos asientos estrechos… Se me pegan las rodillas con el puesto de adelante, y sacan músculos en la nalga… Es como sentarse en bloques de 6 pulgadas. Si llueve ¡QUÉ CABRÓN CALOR! Ese cielo gris casi está negro. Mejor dormir ahora, ahora que estamos lejos y ya de cerquita me levanto ¡OFI! Como si no me hubiera montado en esta carcacha.

Este tipo de al lado no controla su cuello ¿O QUÉ? Me despierta con un cabezazo en el hombro en cada parada… Bueno, a cualquiera le pasa, debe estar bien cansado, a mi me pasa eso cuando no duermo bien, el problema es que este no me deja dormir, quizá mañana seré yo el que cabecea al de al lado mío; espero que se la aguante porque hoy estoy tolerando a este y le pude meter un derechazo la primera vez que me cabeceó el hombro…

Ni modo, toca no dormir. Cuando se despierte el cabrón, lo voy a mirar bien duro como si le fuera a pegar. Cuidao´ y lo amago, ja ja, ¡GUÁCALA! Si hasta se está babeando, no controla su cuello ni su boca, ahora mismo pueden quitarle hasta el suéter y ni cuenta se daría, debe estar soñando que va en un bus con aire acondicionado y con puestos ergonómicos, así como los que fue a ver Papadimitri en Bogotá. Ja ja ja, pobre tío, si supiera que todo el mundo se está burlando de él.

¡PRAF! ¡PRAF! ¡PRAF! (los pasajeros del bus cierran las ventanas)

¡CARAJO! Lo que faltaba, comenzó el diluvio.

13.10.10

Mejor hacerse el idiota

Pay attention please! de Irish Night. En español: Preste atención por favor

-¡Preste atención!
Toda la vida nos han dicho eso. Muchos relacionan la frase con un simple llamado de atención, otros se atemorizan con el hecho de escucharla, pues le trae remembranzas de los años escolares en el que el sometimiento a una regla absurda era ley… Lo cierto es que la ley absurda sigue siendo ley y ya el llamado de atención no es un ¡preste atención!, sino la amenaza de ir a la cárcel.

-¡Preste atención!, oiga

El profesor frustrado lo repitió varias veces y como Jorgito parecía no escuchar el llamado, fue golpeó salvajemente con un metro.

Después de todo la frase no fue inocua nunca y venia acompañada de algunos golpes que garantizaban su aprendizaje.

¡Preste atención! Es una frase que implica jerarquía, es un mandato que si bien no puede calificarse como ofensivo – algo así como ¡cállate la boca! –, si resulta molesto que te lo digan, porque aprendiste a odiar esa frase de niño, añejaste el odio y la rabia contra esa frase en tu juventud dentro del barril de la rebeldía y ahora, ahora de adulto no tienes más remedio que prestar atención y dizque molestarte cuando te piden que lo hagas aunque ya no son tus padres los que te lo piden, pues saben que pondrás sordos los oídos ante la sabiduría de su vejez ni te lo dice tu profesor frustrado de la escuela, pues está encargado de arruinarle la vida a alguna otra muchacha, se jubiló o en el mejor de los casos murió de cólera.

Ahora es el gobierno quien reclama tu atención con todo y amenazas -¡Paga tus impuestos o…!, las empresas – de maneras más sutiles – y con ayuda de la televisión ya no piden tu atención sino que la roban -¡Gran baratillo de verano! y algunas modelos con cara sexual, -¡La cerveza más refrescante! Y algunas modelos con cara sexual. Y tu jefe, un gordo ebrio y libidinoso pide que le prestes atención mientras ojea la cara sexual de las modelos en la tv.

12.10.10

La nueva imagen


Todo cambia y nosotros ya necesitábamos cambiar. Por lo menos nuestra imagen, pues nos estábamos quedando pequeños y quedarse pequeños en internet es no existir.

Ampliamos nuestros espacios para hacer más agradable la lectura, las letras un poco más grandes para que nadie se quede ciego mientras intenta leer algún párrafo y los gadgets ahora son más anchos para hacer más fácil la interacción en cada visita.

No sólo nos pusimos más grandes. También añadimos colores más suaves en los fondos y más oscuros en las letras para garantizar los contrastes.

Teniendo en cuenta que las redes sociales han revolucionado el mercado del internet, hemos hecho algunas adquisiciones que facilitan la interacción de Mediocerrado con estas. La primera, es una herramienta que se encuentra al final de cada entrada que te permitirá compartir el artículo con paginas como Facebook, Twitter o por el Gmail, y la segunda un widget de Networked blogs que te permitirá seguir Mediocerrado desde facebook, mucho más directamente que antes.

Lo que no podemos cambiar es el contenido del blog, que en esencia es la razón por la cual decidimos hacerlo. Un espacio abierto a las opiniones, que ve la realidad social como algo complejo y completo sin aislar fenómenos, idea que por sí misma es un rompimiento con la tradición, con aquellos medios de comunicación masiva que olvidan que la violencia que transmiten es al fin y al cabo violencia.

Esperamos que te guste, y como siempre, estamos abiertos a críticas, ya que las mismas nos ayudan a mejorar en cuanto a forma y fondo a Mediocerrado.

2.10.10

El arte de pavonear*

(La imagen se pone más bonita si le das doble click)
Los pavos pueden estar pavoneando sin que aquello tenga visos de ostentaciones vanas.

Todo aquel ritual de cortejo, la elegante altanería en cada movimiento, las cabezas erguidas como próceres en los bustos, un paso, dos, un paso, dos, precisión exacta, cada paso, paso a paso, patas en sincronía caen al suelo, polvoriento, lleno de limo y hojas, plumas ¡Frush! levantadas desafiando al viento, señalando al cielo, los pescuezos en tensión, las cabezas erguidísimas…

Algunos pavonean aunque no son pavos, sino fantoches naturales. Su vana ostentación causa vergüenza ajena y una sensación parecida al asco.

Llenos de un motón de prendas compradas en una tienda de diseñador, incluso algunas son otro regalo barato. La gallardía de aquellos fantoches, fue adquirida en una escuela de mala muerte, donde el maestro es francés – se emborracha, una, dos, cinco veces, diario –, o quién carajos sabe qué adulador les dijo que tenían algún talento del que pueden hacer gala; eso sí, tienen un bello plumaje atravesado en el cerebro.

Los fantoches naturales suelen estar tres, quizá siete pasos adelante. Esto lo hacen para girar su cabeza hacia la derecha, mirar por encima del hombro y percatarse – disimuladamente – de que nadie les está observando.**

Como los pavos y los bustos, los fantoches mantienen siempre las cabezas erguidas, lo que indica que están perennemente orgullosos de su farsa.***
___

* Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, pavonear es hacer vana ostentación de la gallardía o de otras prendas.

**Sólo un fantoche observa a otro fantoche.

***El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, no se equivoca y es que aquello de pavonear no aplica para los pavos, sino para las personas.

26.9.10

Invitación al tercer foro ideológico: Derechos Humanos en Panamá


Mediocerrado les invita cordialmente al Tercer Foro Ideológico, esta vez enfocado en el tema sobre los Derechos Humanos en Panamá.

Esta actividad se llevará a cabo el viernes 1 de octubre, 3:00 pm en el Centro Regional Universitario de Bocas del Toro.
Habrá una trasmisión en tiempo real (simultanea) en la Ciudad de Panamá, Espacio Común, San Felipe, Calle 4ta Final, Antiguo Colegio Santa Familia.


Además se podrá seguir el evento desde el internet en: http://es.justin.tv/search?only=live&q=espaciocomun

17.9.10

Adicción

La ovación unísona en el grupo de apoyo: tres hurras; cuando sobrevino el inevitable desorden. Varios silbidos que dejaban ondas sonoras chocando con cada objeto a su paso y demás ruidos difusos, desperdigados en aquella pequeña sala del sanatorio abarrotada de adictos que por un instante relativamente intemporal olvidaban toda la angustia, las secuelas de las guerras privadas, sus severos anclajes a aquella burda necesidad de necesitar lo innecesario, las ansiedades diseñadas por sus cerebros que producían gigantescas dosis de dopamina – como todo drogadicto – cada vez que se acercaban a la maldita cosa.

Vinieron los rostros de alegría, las gesticulaciones que denotaban aprobación. -¡Felicitaciones!, -¡Felicidades!, -¡Congratulaciones! Y se ampliaba la lista de muestras verbales de admiración por ese logro que representaba el primer paso de un camino, que por experiencia sabían que era escabroso. Hasta olvidaron el pesimismo que usualmente les sobreviene como un macabro déjà vu en aquellos momentos de satisfacción, debido a que conocen ese perverso juego, al haber experimentado en sus propias carnes la irremediable terquedad humana de volver a las costumbres que causan daño. Olvidaron asimismo, toda la literatura científica y las estadísticas comprobadas que les habían explicado los más connotados especialistas de las universidades de todo el mundo en visitas mensuales (bendito sea el voluntariado) sobre la relación adicción – masoquismo y como en los cuentos de Disney todos fingieron ser felices… Algunos minutos antes él había aceptado su relación de dependencia con aquel blackberry de teclas gastadas.

13.9.10

Festival Internacional de Poesía Ars Amandi-Panamá



Medio Cerrado te invita al Festival Internacional de Poesía Ars Amandi-Panamá (del 22 al 24 de septiembre)

El jueves 23 de septiembre,en área social del Hotel Torres del Alba (Por Via Venetto frente a Claro) desde las siete de la noche compartiremos en el recital micrófono abierto, donde podrás leer tus poemas o leer a otros poetas.

O envia un mail a Lucy Chau (lucycristinachau@hotmail.com) o a Edilberto Trejos (egtrejos@gmail.com) quienes podrán darte mayores detalles.

7.9.10

Sociedad a lo wild

Imagen extraída de http://www.teletica.com/


Y llegó este gringo gordo y grande, con las manos manchadas de sangre y su cara de loco desquiciado; con sus muertos en el traspatio y sus historias de ultratumba, sus fiestas orgiásticas y sus pactos satánicos... Llegó al país con un prontuario policiaco peor que el de Jack el destripador en sus tiempos y con otro nombre... Para acabar de joder con un nombre hispano.

Aun con nuestros propios problemas —que son muchos— decidimos ponerle sobrenombre al gringo: ‘Wild Bill’. Bill que procede de acortar el nombre del gringo (William) y Wild de aquella palabra que los gringos usan como sinónimo de salvaje o descontrolado.

Y es que la llegada del ‘Wild Bill’ nos ha servido para sepultar nuestros problemas, no bajo tierra, sino bajo los titulares de las noticias.

Cuando salieron los primeros reportajes periodísticos del gringo salvaje y descontrolado, las heridas de Bocas del Toro estaban acabaditas de hacer, y ahora las investigaciones paso—a—paso, así como su estadía en la cárcel, han sido seguidas por los medios al mejor estilo de un reality show, que pareciera ser, cuenta con más rating que muchos programas de baile y canto en horarios prime time.

El reality show del ‘Wild Bill’ encubre mediáticamente a los asesinos del Metric Tower (que mataron a cinco personas en un solo ‘accidente’), o a los secuestradores ‘falsos’ del ‘falso desaparecido’ Valentín Palacios, a los verdugos de Bocas del Toro, a los criminales que nos han sepultado de basura o a los terroristas que tienen secuestrada a la Justicia. Así el villano wild pasa a ser el héroe de otros villanos, salvándolos heroicamente de la atención ciudadana y de la censura de la opinión pública.

El ‘Salvaje Bill’ es motivo de nuestra atención. Lo vemos en la TV boquiabiertos desde los sillones de la sala, regresamos la página del periódico cuando vemos —de reojo— la foto del tipo, y le subimos el volumen a la radio cuando de camino a casa escuchamos al fiscal auxiliar hablando sobre la posibilidad de traer peritos gringos especializados en actividades paranormales, para poder iniciar las investigaciones de los asesinatos salvajes del ‘Salvaje Bill’.

Ahora, el modus operandi de Bill y los móviles de sus crímenes son motivo de acaloradas discusiones en los sitios de trabajo, los niños en las escuelas apodan a sus compañeritos abusones con motes relacionados al tema: ‘salvaje’, ‘wild’, ‘asesino serial’; los cantantes de plena (nótese que no se ha hablado del noble y hermoso género del reggae) ponen en sus canciones alusiones y metáforas relacionadas con ‘Wild Bill’, y hasta en la puerta de emergencia de los diablos rojos han pintado la cara de William Dathan Holbert, como si el tipo fuera una estrella de ‘Cholywood’ (nombre con que se refieren algunos a la farándula panameña).

Y entró ‘Will Bill’ por la puerta grande de nuestra imaginería popular. La imaginería popular de una sociedad a lo wild, que compra el periódico por las mañanas para ver a quién mataron por la noche, o prende la televisión a las seis para satisfacer su morbo, una sociedad que presta principal atención a las noticias sangrientas y cuando viene la sección respectiva a la política o a la economía, apaga la radio o la TV, o cierra el periódico, pues simplemente no le importan estos temas.

Obviamente, no todos somos unos sujetos a lo wild; sin embargo, la mayoría lo somos, así como en el tiempo en el que los locos eran más (ahora por allí hay una calcomanía que dice que los arrepentidos son más). Como buenos sujetos wild levantamos grandes altares cuando se aparecen estos tipos wild...

Votamos por políticos wilds o nos provoca gracia las salvajadas de los políticos wilds, les compramos a las empresas más wilds, aunque nos vendan porquerías realmente wilds. Vemos los medios más wilds, aquellos que nos ofrecen las noticias más wilds. Entonces, somos una sociedad a lo wild, aunque un poco menos salvajes que los gringos, que son empecinadamente salvajes y nos mandan tipos salvajes como William Dathan Holbert, para que se apropien de nuestras tierras más hermosas.

Nosotros como buenos salvajes les vendemos esas tierras por migajas y les celebramos su estupideces, sus borracheras y, como en este caso, sus asesinatos.
_______
*Artículo publicado en el Diario La Estrella de Panamá el martes 7 de septiembre de 2010. Agradecimiento especial a la licenciada Doris Hubbard quien nos permite publicar allí nuestros escritos más locos. Link:
http://www.laestrella.com.pa/mensual/2010/09/07/contenido/274324.asp

16.8.10

Conversatorio sobre la LEY 30


Conversatorio sobre la LEY 30 (ley chorizo). Viernes 20 de agosto. Auditorio Justo Arosemena, Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, Universidad de Panamá. 10:30 a.m. COMPLETAMENTE GRATIS.

Bocas del Toro, Reflexiones del mes después*


Entre historias de asesinos en serie, fuertes arremetidas contra el burgomaestre – promotor boxístico y promesa tras promesa para Bocas del toro, el gobierno nacional ha pretendido desviar la atención de la población panameña. Más bien, lavar esa imagen manchada de sangre y agujereada con perdigones producto de su modus operandi criminal y sus procedimientos “Institucionales” viciados que llenan los bolsillos de peces gordos a costa de la muerte o el encarcelamiento de “indios”.

Un Gobierno que cada semana “llama la atención” a los dueños de medios de comunicación y que encuentra en cada periodista imparcial un enemigo, definitivamente no entiende de diálogos. Más bien, busca sepultar los problemas sociales más serios sobre montañas de “información” basura, tergiversar la verdad, ser el filtro de lo publicado en los medios y hasta pareciese que pretende que la opinión oficial sea la única opinión.

¿Diálogo de 90 días?¿Qué diálogo? Si se le viene diciendo al gobierno desde diversos grupos de la sociedad civil organizada, en las encuestas de opinión e incluso dentro del aparato gubernamental que la ley 30 (ley chorizo) nació más asesina que cualquier sicópata y mediante procedimientos legislativos tan absurdos que la propia palabra absurdez se queda corta para describirlos. Entonces, ¿Qué es aquello de la tregua de 90 días?, ¿Una treta más del gobierno para que se nos olvide que el problema es la ley 30 por si misma y no una u otra materia legislada en la misma?, ¿Un periodo de gracia para que mediante chantajes y amenazas se amedrente a más de uno? ¿ O lo que se quiere es aplazar una tragedia por 90 días?.

A un mes de la masacre de Bocas del Toro, en la que muchos “indios borrachos” murieron y otros tantos quedaron ciegos, por oponerse a una ley que al decir de las ministras Cortes, Molinar o el ministro Mulino “nisiquiera entendían porque son analfabetas” parece que algunas autoridades gubernamentales no han entendido bien que al hacer las mismas cosas de la misma manera, no se obtienen resultados distintos.

Como decíamos en los primeros párrafos de este escrito, manejando la información con la desinformación, pretendiendo ocultar lo que en verdad está pasando, tergiversando los sucesos nacionales con cada comunicado gubernamental o coaccionando a los medios para que “moderen sus contenidos” la realidad no dejará de ser como es; recordemos que los medios son sólo un reflejo de la realidad .

Al desacreditar a los lideres del movimiento social, a los partidos políticos de oposición, a los periodistas imparciales o a cada disidente, los altos funcionarios gubernamentales no mejoran su imagen, que dicho sea de paso, con la crisis de Bocas del Toro demostraron lo peor de su hiel y sus malos modales. En términos prácticos, mediante el insulto y la descalificación lo único que se obtiene es más descontento y subestimar la inteligencia ciudadana mientras aquella tropilla de choque ministerial, que sale diciendo cuanta ofensa se le viene a la mente cuando algo les molesta, se ganan la fama de trogloditas e inquisidores. Y aunque esto no se trata de un concurso de popularidad, la población siempre le pasa la factura a los que se ganan su impopularidad.

El dialogo del “yo con yo”, gobierno con una “sociedad civil” designada por el gobierno, y los sindicatos, ambientalistas, etc., que autoriza a participar el gobierno, puede ser una táctica que genere cierta comodidad cortoplacista para algunos. Sin embargo eso no es otra cosa que instalar una bomba de tiempo y con mucho poder de expansión.

Seguir metiendo las manos – como aparentemente sucedió en el escándalo del MIDES – y los pies sin escuchar a nadie, no es precisamente gobernar poniendo los intereses del pueblo primero.

Aquello de mantener al concubinato Ejecutivo – Legislativo trabajando en armónica alcahuetería, con la aprobación de una Corte Suprema, legitimadora de lo ilegitimo, ya nos tiene en una debacle institucional. Si no se pone atención ello, tragedias como la de Bocas del Toro seguirán dándose en todo el país. Recordemos que como dijo Lord Acton el poder absoluto corrompe absolutamente.

A un mes de aquella triste masacre en Bocas del Toro, algún testarudo dentro del Palacio de las Garzas insiste en tropezarse con las mismas piedras.
_____
*Agradecemos a la Licenciada Doris Hubbard, al caricaturista Peña Morán y al Diario la Estrella de Panamá por publicarnos este artículo. Con la novedad de que esta vez hasta caricatura le pusieron. Ver link: http://www.laestrella.com.pa/mensual/2010/08/13/contenido/265651.asp