23.2.10

Matiza2: Crónica Roja




¡Clemencia! Gritaba Ignorancia desde su lecho de muerte.
Sabiduría le contesta con el mismo tono desde la habitación contigua: ¿Acaso te sirve de algo Clemencia en este momento? ¡ Vieja inútil ya te estás muriendo!
Clemencia que venía corriendo a mil por el pasillo del hospital se detuvo frente a la habitación de Sabiduría que estaba allí por un chequeo rutinario – el que solía hacerse cada día –.
Clemencia entró al cuarto donde estaba Sabiduría y dijo: He estado escuchando que me llaman ¿Eres tu quien mi nombre ha invocado?
Sabiduría un tanto molesta y con cierto talante arrogante le contesta: Yo a ti no te necesito, me eres tan inútil y desagradable que te detesto. Pero si quieres puedes irte al lado donde está Ignorancia clamando por ti desde hace no se qué cantidad de tiempo.
Clemencia se quedo pensando un rato con la cabeza baja, luego miró fijamente a Sabiduría por un buen lapso de tiempo; como esperando que esta le dijera algo más.
Clemencia al ver que no recibía palabra alguna de su interlocutora, y con la paciencia que le caracterizaba retomó el dialogo diciendo: No tenía el desagrado de conocerte, aunque sí conocía a tu hermana Soberbia… Ahora me doy cuenta que las dos estáis cortadas con la misma tijera y que son hijas de la misma madre Impura. Y continuó: Ahora te pregunto ¿Qué haces tú en este hospital a diario?, ¿Qué haces tú aquí todos los días? Porque según me he podido percatar, llegas aquí todas las mañanas con una puntualidad de relojería suiza…
Clemencia hizo un breve silencio, y siguió hablando: La vieja que está al lado de la habitación en que siempre te atienden por tus chequeos de hipocondriaca lleva allí una eternidad tratando de morir, y no puede, pobre de ella, pero tú… ¡TÚ! Eres más patética; estando en buenas condiciones acudes aquí a diario a revisarte no se qué mal, si tan perfecta eres ¿Por qué no te largas? Es más ¡No vuelvas por estos lares!
La Sabiduría herida en su ego saltó por la ventana de la habitación, Clemencia observaba la escena impávida y se dirigió hacia la habitación contigua para hacerle una la visita de rutina a su vieja amiga Ignorancia. La saludó cordialmente y le dijo: ¿Sabes una cosa? Me confundí con los gritos, tu voz y la de ella (Sabiduría) son casi idénticas, pensé que te habían cambiado de habitación y entre al lado de allá… Al parecer, hoy esa loca se quedó más tiempo de lo usual; no tenía el desagrado de conocerle… Pero te voy a decir una vaina: no quiero volver a ver a esa comemierda… Ignorancia no dijo nada, sólo sonrió.

10.2.10

Carnavales y TV en Panamá

- Si Agapito es embajador en Cuba, si Lucy es ministra de educación, si Ferrufino es ministro de desarrollo (a) social ... ¿Será que hay un complot para que Ubaldo Davis se tome la presidencia? -

Frase de elaboración casera

En una conversación con un amigo (de aquellos que se consideran apolíticos –pero que en un momento de lucidez hacen los mejores análisis políticos que he escuchado - ) estuvimos hablando de los grandes problemas nacionales: La reforma fiscal, la violencia, la pobreza en el país, la baja calidad de la educación y un largo etcétera.

Al llegar al tema del problema de la institucionalidad (¿conocerán los gobiernos panameños esa palabra?) obligatoriamente tuvimos que abordar el tema de la democracia electoral, y muy específicamente de los candidatos a puestos de elección que llegan al triunfo.

Entonces llego a una conclusión sorprendente y pueda ser que sea considerada como totalmente tonta, pues como dicen descubrió el agua caliente, sin embargo lo interesante fue el enfoque que le fue dando mi interlocutor al asunto; aquí está la muy brillante conclusión:

Salir en la TV es garantía de éxito en las urnas, aproximadamente en un 80%, y el rango de posibilidad se incrementa mucho más cuando esas personalidades que salen en la TV y que luego se transforman en políticos, juegan con los sentimientos de la gente a través de esos programas de TV, y ahora paso a ejemplificar la cuestión:

- No es un secreto para nadie que el Alcalde Capitalino Bosco Vallarino hizo a muchísima gente reir y llorar en el programa Bailando por un Sueño.

- No es ninguna mentira que Ferrufino (Diputado electo de la Chorrera y Ministro de Desarrollo Social) lloraba más que Magdalena en su programa televisivo que Tal si te Digo (Ferrufino sigue llorando hasta el día de hoy frente a las cámaras, en su calidad de Ministro de Estado).

- Tampoco es falso que Luis Eduardo Quiros (actual Diputado por el circuito 8 – 8) fuera el presentador estrella de Bailando por un sueño, programa que dicho sea de paso catapultó a nuestro silencioso Alcalde (vea el artículo El silencio del famoso Alcalde) al éxito político.

- Otro ejemplo es Victor Juliao (actual Diputado) con su programa Tu Día de Suerte, repartiendo buena cantidad de plata y comprándole el super del mes a familias en pobreza.

Sin seguir profundizando en el tema de la calidad de las autoridades que escoge el panameño y la panameña, mi amigo terminó diciendo que un par de horas semanales saliendo en la TV, haciendo reír y llorar a la gente es una vía muy efectiva para el triunfo político en las urnas…

El análisis de mi apolítico interlocutor es algo real. En Panamá la TV es credo para mucha gente, como credo son los carnavales para casi toda la población. Ni decir de esos dos elementos combinados; el medio televisivo y las fiestas del Dios Momo.

El ocio de esos días incrementa las posibilidades de prender la TV y que todo el mundo se entere de los bochinches carnavaleros, sino pregúntenle a nuestro actual Presidente de la República quien como pudimos observar el año pasado estuvo disfrutando los carnavales pre electorales saltando entre las camas de los personajes del programa La Cascara ¿Quién no vio esas imagines a lo largo y ancho del país? Sino a visto el video podrá verlo en el siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=4jWk1_3KieA&feature=related .

La TV y los carnavales son un dúo dinámico, que dicho sea de paso incentivan a la memoria cortoplacista del panameño. En estos 4 días, las televisoras hacen - por decirlo así -, una tregua (diría yo intencional) en su “batalla” contra los problemas del país. No se extrañe Estimado/a Lector/a que temas como el próximo aumento del ITBMS o la reforma educativa impulsada por el Ministerio De educación no sean tocadas en los noticieros, nisiquiera por reseña.

Pero no se extrañe tampoco de que familias enteras se sienten a ver la TV (como no pasa en ninguna otra época del año) a ver la debacle de la sociedad panameña frente a esta caja de imágenes y sonidos, no se extrañen tampoco de que un borracho se robe el show por los 4 días y un poquito más, tampoco me extrañaría - por lo menos en lo personal – que en 4 días La Cascara tenga más raiting de lo que pueda llegar a tener el famoso programa matutino de Alvaro Alvarado en todo un año.


5.2.10

Dedocracia y zozobra política

“Se sabe cuándo empieza la vaina, pero no se sabe cuándo termina.”

Melanio Quiroz (mi abuelo)


Por muy manipulado que puedan estar los medios de comunicación (incluso las páginas web de las diferentes instituciones del Gobierno Nacional de Panamá) se deja ver en ellos (los medios de comunicación) que estamos ante un notable ambiente de zozobra política instituido por la dedocracia (designación de a dedo en algún puesto gubernamental).

Actualmente tenemos una Corte Suprema de Justicia casi de lujo, con 3 designados por el Gobierno de Mireya Moscoso y 2 designados por la actual Administración gubernamental. Con algo de matemática simple se deduce que existe un match de 5 Magistrados que han sido puestos allí por la alianza de partidos políticos en el poder, contra 4 que han sido nombrados por las administraciones gubernamentales PRD. No entraré a decir que esta Corte Suprema este parcializada, ni tampoco que es obediente a las directrices del Órgano Ejecutivo, mucho menos que la Corte Suprema garantizará los intereses personales de ciertos individuos que de por sí tienen mucho poder político y económico, pues eso sería en cierto modo especular. Usted saque sus propias conclusiones.

Lo que sí es cuestionable es la forma en que se designan los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, la cual propicia una abierta dedocracia (Magistrados designados por el dedo del Presidente y ratificados por una Asamblea Legislativa que de más está decir, tiene una aplanadora que obedece a las decisiones tomadas por la bancada de la Alianza de Partidos compuesta por Cambio Democrático, Partido Panameñista, Unión Patriótica, MOLIRENA, además de los desertores perredianos).

Tengamos en cuenta que se le ha dicho en incontables oportunidades a las diferentes administraciones gubernamentales (sobre todo a la actual) de parte de diferentes sectores de la sociedad civil, que esta situación debe cambiar por el bien de la separación de los poderes, la democracia y el Estado de Derecho. Sin embargo se ha hecho caso omiso a este planteamiento, pues al parecer los intereses de algunos cocotudos están por encima de estos fundamentos en que se sustentan las sociedades modernas.

El lio de la Procuradora, en mi opinión, es un ejemplo del poder de la dedocracia que pone Magistrados en la Corte Suprema. Pero también envía un mensaje claro de parte del Gobierno Nacional, muy parecido a lo que decía George Bush en los EE.UU. cuando inició su “Cruzada contra el Terrorismo” que dicho sea de paso ha matado muchos inocentes ¿será que sucederá lo mismo en Panamá?. El legendario: “O estáis con nosotros o contra nosotros” fue la consigna de Bush, y ahora es la consigna secreta de quienes gritan a los cuatro vientos: “Ahora le toca al pueblo”.

No me voy a adentrar en la cuestión técnica - jurídica de quien debía designar al Procurador encargado, ni mucho menos si se debía defenestrar a Ana Matilde Gomez. Eso ya lo han hecho notables juristas como Bolivar Pedreschi o Molino Mola. Lo que sí no puedo dejar de expresar es mi más sincero dolor por lo que está sucediendo en la Corte Suprema. La manera en la que el principal órgano de Administración de Justicia en Panamá se convierta en un bastión de politiquería barata, interpretando las leyes y la Constitución para salvaguardar los intereses políticos de unos cuantos es una situación que sencillamente merece repudio.

Ya hay quien para evitar situarse en el ojo de la tormenta, ha decidido renunciar a su cargo público. Hablo precisamente del Fiscal Electoral Boris Barrios. Obviamente esa decisión no surgió por generación espontánea; sin lugar a dudas obedece a presiones de ciertos individuos que quieren concentrar poder político. Muchísimo ojo con esto pues, estamos ya ante el control político de la institución que se encarga de salvaguardar el cumplimiento prístino de lo que se conoce como la democracia procesal; en otras palabras la Fiscalía Electoral que tiene la función de vigilar todo lo referente a los delitos electorales, las violaciones cometidas en comicios, la protección del voto ciudadano en las fiestas electorales.

Imagine Usted si se convoca a un referéndum que busque la reelección Presidencial ¿Quién cuidará las urnas? ¿Un flamante Fiscal agradecido por su designación en ese puesto por la dedocracia del Órgano Ejecutivo?.