10.2.10

Carnavales y TV en Panamá

- Si Agapito es embajador en Cuba, si Lucy es ministra de educación, si Ferrufino es ministro de desarrollo (a) social ... ¿Será que hay un complot para que Ubaldo Davis se tome la presidencia? -

Frase de elaboración casera

En una conversación con un amigo (de aquellos que se consideran apolíticos –pero que en un momento de lucidez hacen los mejores análisis políticos que he escuchado - ) estuvimos hablando de los grandes problemas nacionales: La reforma fiscal, la violencia, la pobreza en el país, la baja calidad de la educación y un largo etcétera.

Al llegar al tema del problema de la institucionalidad (¿conocerán los gobiernos panameños esa palabra?) obligatoriamente tuvimos que abordar el tema de la democracia electoral, y muy específicamente de los candidatos a puestos de elección que llegan al triunfo.

Entonces llego a una conclusión sorprendente y pueda ser que sea considerada como totalmente tonta, pues como dicen descubrió el agua caliente, sin embargo lo interesante fue el enfoque que le fue dando mi interlocutor al asunto; aquí está la muy brillante conclusión:

Salir en la TV es garantía de éxito en las urnas, aproximadamente en un 80%, y el rango de posibilidad se incrementa mucho más cuando esas personalidades que salen en la TV y que luego se transforman en políticos, juegan con los sentimientos de la gente a través de esos programas de TV, y ahora paso a ejemplificar la cuestión:

- No es un secreto para nadie que el Alcalde Capitalino Bosco Vallarino hizo a muchísima gente reir y llorar en el programa Bailando por un Sueño.

- No es ninguna mentira que Ferrufino (Diputado electo de la Chorrera y Ministro de Desarrollo Social) lloraba más que Magdalena en su programa televisivo que Tal si te Digo (Ferrufino sigue llorando hasta el día de hoy frente a las cámaras, en su calidad de Ministro de Estado).

- Tampoco es falso que Luis Eduardo Quiros (actual Diputado por el circuito 8 – 8) fuera el presentador estrella de Bailando por un sueño, programa que dicho sea de paso catapultó a nuestro silencioso Alcalde (vea el artículo El silencio del famoso Alcalde) al éxito político.

- Otro ejemplo es Victor Juliao (actual Diputado) con su programa Tu Día de Suerte, repartiendo buena cantidad de plata y comprándole el super del mes a familias en pobreza.

Sin seguir profundizando en el tema de la calidad de las autoridades que escoge el panameño y la panameña, mi amigo terminó diciendo que un par de horas semanales saliendo en la TV, haciendo reír y llorar a la gente es una vía muy efectiva para el triunfo político en las urnas…

El análisis de mi apolítico interlocutor es algo real. En Panamá la TV es credo para mucha gente, como credo son los carnavales para casi toda la población. Ni decir de esos dos elementos combinados; el medio televisivo y las fiestas del Dios Momo.

El ocio de esos días incrementa las posibilidades de prender la TV y que todo el mundo se entere de los bochinches carnavaleros, sino pregúntenle a nuestro actual Presidente de la República quien como pudimos observar el año pasado estuvo disfrutando los carnavales pre electorales saltando entre las camas de los personajes del programa La Cascara ¿Quién no vio esas imagines a lo largo y ancho del país? Sino a visto el video podrá verlo en el siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=4jWk1_3KieA&feature=related .

La TV y los carnavales son un dúo dinámico, que dicho sea de paso incentivan a la memoria cortoplacista del panameño. En estos 4 días, las televisoras hacen - por decirlo así -, una tregua (diría yo intencional) en su “batalla” contra los problemas del país. No se extrañe Estimado/a Lector/a que temas como el próximo aumento del ITBMS o la reforma educativa impulsada por el Ministerio De educación no sean tocadas en los noticieros, nisiquiera por reseña.

Pero no se extrañe tampoco de que familias enteras se sienten a ver la TV (como no pasa en ninguna otra época del año) a ver la debacle de la sociedad panameña frente a esta caja de imágenes y sonidos, no se extrañen tampoco de que un borracho se robe el show por los 4 días y un poquito más, tampoco me extrañaría - por lo menos en lo personal – que en 4 días La Cascara tenga más raiting de lo que pueda llegar a tener el famoso programa matutino de Alvaro Alvarado en todo un año.


1 comentario:

  1. Y no ocurre solo en la tv.

    La polìtica es el mejor negocio de nuestros tiempos. Abogados, doctores, psicòlogos, profesores, periodistas, entre otros; estudian 4 ó 5 años en la universidad y ejercen su profesiòn con amor a la comunidad y abnegaciòn irrefutable, pero cuando les aparece una oportunidad de postularse a un puesto de elección popular, lo hacen porque han ayudado a tanta gente, estàn en sus memorias y su nombre es reconocido. No importa cuànto haya invertido en libros, en matrícula, en postgrados; este negocio es de cinco años para sacarle el jugo y luego que se termine su chance, vuelven a hacer lo que saben hacer, a diagosticar enfermedades, a litigar, a presentar noticias, a enseñar a leer. No hay diploma para ser polìtico, pero si una escuela experimental en donde aprender y ejercer ganando dinero al mismo tiempo. Es lo que sucede con BOsco, el no sabe que està haciendo. El solo quiere ser recordado.

    Las personas que observan con un ojo crìtico la conducta de los gobernantes, si se llegan a meter en ese nido de culebras, se convierten en lo mismo. Cuànta falta hace una periodista como Lucy MOlinar para que analice la conducta reprochable de nuestra Ministra de Educaciòn.

    La perspectiva de las personas cambia. Lo que otros llaman pecado para ellos es experiencia.

    Mi consejo, el que quiere cambiar a este paìs, hàgalo desde su casa, desde sì mismo. Dice la biblia que el que se rodea de estùpidos hecha a perder los hàbitos ùtiles. Provea para su familia honradamente y estudie por el conocimiento. Cuando el mundo entero haga esto, entonces estaràn preparados para tener Gobiernos.

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!