25.4.10

Donde reina el lujo, gobierna la miseria

 

Hace unos días, leí uno de esos artículos periodísticos que te dejan verdaderamente indignado y enojado. Es uno de aquellos reportajes que revelan lo más miserable de las miserias humanas, pero que si se leen entre líneas y con cabeza fría, pueden servirnos de documentos descriptivos del momento que vive nuestro país, pues reflejan cómo están las cosas y con un poco de criticidad, pueden servirnos para ilustrar la degeneración progresiva de nuestro sistema económico. Degeneración de la cual, las autoridades gubernamentales que marcan los rumbos de la política económica parecen ser impulsores o por lo menos cómplices.

En este orden de ideas, sería bueno recordar que matar al mensajero nunca ha sido sensato. De hecho, agradezco a MELISSA NOVOA y MARIO MUÑOZ, periodistas de la revista Martes Financiero, la realización del reportaje SE TRAZA TERRITORIO, DONDE REINA EL LUJO que fuera publicado el día martes 20 de abril de 2010 y que puede ser leído en internet entrando al siguiente link: http://www.martesfinanciero.com/history/2010/04/20/informe_central.asp.

Entre otras cosas, el artículo mencionado demuestra la estrategia gubernamental en un área financiera muy puntual, como lo son los bienes y servicios de lujo. Citamos:

- "Los flamante yates y los imponentes veleros de los turistas pueden arribar a los muelles panameños sin tener que pagar tarifa alguna. La reciente decisión de la Autoridad Marítima de Panamá pareciera una medida extravagante. ¿Quienes cuentan con mayores recursos están libres de pagar?"

- "En el Plan Estratégico de Gobierno 2010-2014, Panamá debiera convertirse en un centro para turismo de lujo en destinos de playa, de negocios y compras, a fin de enfocarse en atraer a los segmentos de alto poder adquisitivo."

- "Y es que el Gobierno reconoce que “es difícil llegar a la mayoría de los lugares con alto potencial para convertirse en destinos turísticos”. En parte porque las carreteras que conectan las playas y otros destinos no existen o están mal cuidadas."

- "La meta para el Gobierno, según el plan quinquenal, es generar hasta $1,500 millones en el producto interno bruto adicionales por el turismo de negocios y compras. La idea es atraer a los compradores de lujo que encuentran mejores precios en comparación con Colombia y Venezuela, y que no pueden conseguir visa para entrar a Estados Unidos. "

La empresa privada, a través de representantes de comunicación de diferentes marcas de productos para “los gustos más exigentes” como BMW, Audi, Chanel, Paco Rabanne hablan abiertamente sobre el crecimiento financiero de sus empresas (en medio de crisis mundial) en mercados latinoamericanos y específicamente en Panamá.

Pero lo más espeluznante, fue leer la estrategia de mercado que utilizan estas marcas para vender sus artículos. Citamos:

- "La demanda por productos de marca está asociada a la búsqueda de la calidad, pero también a una “inversión” emocional. La gente aspira a mejorar su calidad de vida y quiere estar asociada a ciertos productos que los haga sentirse y verse mejor."

- "En esos años no había una cultura de consumo del servicio de lujo, reconoce René Estripeaut, director en Panamá (para Quintessentially), quien agrega que la tarea ha sido la de educar para crear esa cultura de consumo." EL CONTENIDO DENTRO DEL PARENTESIS FUE AGREGADO POR NOSOTROS.

No valdría nada hacer planteamientos de total desacuerdo contra la “estrategia” de política económica montada por las autoridades gubernamentales, ni contra las “técnicas educativas del consumo” que emplean las empresas, si no se muestra aunque sea con algunos datos la otra parte de la historia.

Y es que, aunque en Panamá puede reinar el lujo - como guarda el título del reportaje - en algunos (pequeñísimos) sectores socio – económicos; debe señalarse también que en Panamá existen graves condiciones de pobreza económica y peores condiciones de repartición de los ingresos. Según la CEPAL, para el 2008 el 32.4% de la población panameña vivía en pobreza y pobreza extrema estructural. Para el 2007 el 40% de las familias, las de menores recursos, captó el 10.4% del ingreso bruto, mientras que el 10% más rico concentró el 38.6%, también se muestra que persisten las diferencias en el nivel de ingresos entre las áreas urbana y rural (1). Según la ONG española Pobreza Cero, La desnutrición infantil en Panamá afecta al 19% de los niños menores de 5 años (2).

El hecho de que ciertas autoridades gubernamentales planteen una “estrategia” para incitar al mercado de bienes y servicios suntuosos, obliga una inversión considerable del presupuesto público, lo que implica que ciertos sectores como el agro, la vivienda, la educación, la cultura y los deportes, dejen de percibir millones de dólares para la realización de inversiones efectivas que redunden en mejorar la condición de vida y el desarrollo humano de la población panameña, que debería ser prioridad ante cualquier lujo.

Está demostrado que en países como Estados Unidos o Italia, que aquella teoría del trickle-down (goteo), en la que el gobierno realiza grandes inversiones para incitar a su vez la inversión de los agentes económicos más poderosos y que estos repartan las riquezas en el resto de la sociedad, no es más que una mentira piadosa, pues lo único que genera esta política económica es más desigualdad entre las clases socio – económicas.

Siendo Panamá el tercer país con peor repartición de los ingresos en América Latina, podría deducirse que la “estrategia gubernamental 2010 – 2014” busca el mantenimiento de un status quo y no precisamente que el que tenga más, pague más como nos lo han querido hacer ver y creer con la propaganda y el discurso de las autoridades gubernamentales.

Finalmente, aquella incitación a la (in)cultura – propulsada por las empresas – de consumo innecesario y/o seguir asociando la posesión de ciertos productos suntuosos con aquello de “sentirse mejor”, causan un desbalance entre las metas que tienen los individuos y los medios que estos utilizan para conseguirlos. Cuando “tener plata en el bolsillo”, la marca de la ropa o del automóvil es supremamente importante, paradójicamente, deja de ser importante el esfuerzo con que se obtienen esos bienes.

No nos extrañemos entonces, que junto a las grandes casas de la moda y las concesionarias de automóviles de lujo, empiecen a proliferar las grandes transnacionales del crimen organizado y que siga aumentando el nivel de inseguridad ciudadana o que el dinero de las arcas públicas termine siendo invertido en camionetas Mercedes y trajes Versace, con el pretexto de “mejorar la imagen” gubernamental.
___________

3 comentarios:

  1. La verdad es que estamos tan atontados con la no realidad creada ya sea por los medios y/u otros factores que pensamos que todo marcha a las mil maravillas y cualquier comentario dado por el gobierno es bien recibido por la mayoría del pueblo a pesar de que sea perjudicial para todos.

    Simplemente no existe una repatición de riquezas, pues el dinero tiene nombre y apellido una vez entra de alguna forma al país, los ricos siguen más ricos y los pobres... si sobreviven lo seguirán siendo también.

    No sé para qué gastar tiempo en intentar combatir la delincuencia con métodos falibles e innecesarios si el seguir con esa política sin fines sociales nos lleva a la pobreza que es igual a necesidad y por necesidad y falta de educación la gente busca los medios alternos como la delincuencia para satisfacer sus necesidades y se repite el ciclo hasta que se estalle de alguna manera y sea demasiado tarde.

    Digamos que el poder es muy tentador y hace que una vez a cargo se te olviden todos aquellos que votaron por ti esperanzados en un "real cambio".
    Aunado a esto, todo el encargado de seguirnos atontándonos lo hace muy bien, nos vuelve dependientes de cosas que no tienen la mayor relevancia, y nos hace creer que la felicidad se encuentra en una marca o en "verse bien"; terminamos siendo una fruta que se ve exquisita por fuera pero que está podrida por dentro. Al final de cuentas cada quien se preocupa por lo suyo y nada más.

    Por un real cambio hacia una conciencia no egoísta y superficial y sí mucho más social!!!!

    ResponderEliminar
  2. SIN PALABRAS, QUE ASCO DE GOBIERNO.

    ResponderEliminar
  3. Que lástima que no pueda emitir mi pensamiento en este medio.

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!