7.4.10

Radiografía de Boscocity


“Boscocity, está situado lejos de la cordura, a algunos años luz del sentido común; muy cerca del caos y colinda con el desorden, lo peor es que cada 5 metros cuadrados me han plantado un semáforo intelibruto que me retrasa pa´ llegar a casa.”

- Algún mal bosconiano -

Boscocity es la capital feudal del Reino de Martinelli Ville.

Aunque Boscocity tiene algunos bosques tropicales con las especies más exóticas – e inservibles - de la fauna y flora, no es esta la característica que le da el nombre a la famosa feudo - urbe.

De hecho esos aburridos bosques tropicales estaban desde hace tiempo (incluso cuando la ciudad no se llamaba Boscocity, sino Binbin Place) siendo desplazados por gigantescos malls, imponentes plazas industriales y por las construcciones preferidas de gran parte de los buenos bosconsianos, entre otros súbditos obedientes del reino de Martinelli Ville: Los gigantescos rascacielos en forma de aguja, de triangulo, de rombo; en fin, en forma de cualquier cosa que pudiera rascar el cielo.

Esas construcciones según los buenos bosconcianos, representan el “maravilloso progreso de la urbe feudal”. Y es que algunos visitantes y turistas al llegar a Boscocity lo comparan con un paraje gringo llamado Mayami, que como Boscocity esta lleno de edificios y casi rodeado de mar, pero también harto de gusanos disidentes, que la mayoría del tiempo andan borrachos como una cuba, aunque esa es otra historia.

En Boscocity hay también un lindo paseo conocido como el Boscodromo (antes denominado Franja Costera), donde se puede caminar con la familia los domingos, aunque también se puede ver el azul chocolate del mar de la bahía de Boscocity, amén del olor de esas brisas marinas, siempre tan penetrante y particularmente distinto al de cualquier otra zona costera del planeta.

En una parte del Boscodromo, se levanta un muro que no deja ver el mar aunque sirve para proteger a los humildes yates de pesca propiedad de los residentes más honorables de Boscocity y los súbditos nobles del reino de Martinelli Ville de la peligrosa e indeseada mirada de los niños bailarines de pasa - pasa y de las parejas que hacen del Boscodromo su lugar preferido para entregarse al romance.

El Boscodromo es el lugar predilecto de Boscon, un semi –Dios (Importado de The United States of America, god bless them) gigantesco y corpulento que le gusta estar bien alimentado (su plato preferido son las hamburguesas a la Boscon).

Aunque Boscon es un semi – Dios, a veces toma forma humana igualándose –humildemente- a los bosconianos. Boscon baila y llora en reality – shows, se viste de boy scout y cuando le queda tiempo graba mensajes publicitarios para empresas inmobiliarias, demostrando su buen corazón.

Boscon es el terrateniente de Boscocity (fue él quien bautizó el lugar como Boscocity) y por ende es quien da los permisos para la construcción de las imponentes estructuras que se levantaban sobre la superficie de Boscocity; es el encargado de labores de menor prioridad como nombrar las cuadrillas de bosconianos para el aseo, ornato y la recolección de la basura (labor de menor prioridad ya que en Boscocity casi no existe la basura), pero también es quien desempeña la tarea de cobrar los impuestos feudales de Boscocity, tarea que era su prefería pues como dice el todo poderoso Boscon “los impuestos redundan en el beneficio de todos”.

A Boscon también le gusta realizar tareas de interés social como poner piscinas en todo Boscocity, organizar grandes parrandas en el Boscodromo (como las que hizo en las pasadas navidades, llamándolas las Pascuas más grandes del Universo), también se dedica a facilitar iniciativas de negocios a muchos honorables residentes de Boscocity, incluso a familiares y amigos (gente muy, muy honorable).

Estas actividades le han traído problemas con algunos residentes de su feudo - ¡Qué malos bosconianos! – quienes evidentemente lo critican de forma infundada y hasta le han pedido que se vaya de Boscocity, cuestión que no tiene ni pies ni cabeza, ya que hoy más que nunca Boscocity va bien, sin mencionar que Boscocity sin Boscon no tiene ninguna razón de ser .

Y es que a pesar de tener uno que otro problemita Boscocity sigue siendo confundido con Mayami; porque aunque en Boscocity se dé un hecho delictivo cada semana (según estadísticas del Instituto Profeudo de Boscocity) los facinerosos serán corregidos con la Ley tres strikes, y sobre todo porque las edificaciones más chic siguen desplazando a los ya pasado de modas bosques tropicales; incluso el antiquísimo, viejo e inservible Parque Natural Metropolitano de Boscocity (¿para qué está allí si no produce nada?) será derribado con el permiso del todo poderoso Boscon, la iniciativa de la empresa Ricamar S. A. y la asesoría del famoso ex banquero Albert Banismo.

Sobre el Parque Natural Metropolitano de Boscocity se erigirá una majestuosa nueva sucursal del Ejército Imperial del Reino de Martinelli Ville, construida con las técnicas arquitectónicas más modernas para combatir tanto a malos bosconianos como a los súbditos rebeldes del reino de Martinelli Ville entre los que están figuras como la sociedad civil que quiere cogobernar y los sindicalistas maleantes del SUNTRACS gente de la cual ni se debe hablar en Boscocity, mucho menos en el Reino de Martinelli Ville.

6 comentarios:

  1. Muy bueno... Pero falto señalar la infancia del Marqués Boscon Hamburguesa, pues sus primero años en el IPHE fueron duros y llenos de privaciones, pero el logró superarlos bailando por un sueño...Que quede consignada esta irreparable omisión.

    ResponderEliminar
  2. Coño Joao, hoy he andado con un mal genio barbaro, medio deprimido porque veo que a todos les vale madre las cosas que vienen bajando (carcel pa' los revoltosos y reapertura de Coiba), pero debo decir que la lectura de tu escrito me ha hecho reir bastante, muy buena, fina, acertada, sarcastica.

    Trata de hacerla circular impresa, ese tipo de material, con ese estilo irreverente, es muy útil para llegarle a la gente.

    A veces la forma de hacer reaccionar al colectivo sobre las cosas que lo afectan, no es haciendolo molestarse con su enemigo, sino haciendo que se rian de su tragedia.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus comentarios Luis, tomaré tus sugerencias para hacerlo pasar a la gente...

    y no me valen madre esos problemas, de hecho en estos momentos estoy preparando un artículo relacionado con lo de los carcelazos a los que protesten. Peliaré para que lo publiquen en algún periodico, pero si no lo hacen en un tiempo prudente lo publicaré aquí.

    Saludos hermano y nuevamente gracias por tus comentarios.
    Joao Q

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, muy bueno. La verdad estoy de acuerdo con la opinión del lector Luis, de manera sarcástica pero muy informativa has describido la realidad de la malísima gestión del Alcalde "Bosco Vallarino De Pacotilla"; es una manera en la cual la gente capta de manera graciosa lo que le está sucediendo a nuestra ciudad, como dice aquel adagio que dicta: "Reír para no llorar".
    Trata de hacer que ensayo - paródia salga a la luz pública.

    ResponderEliminar
  5. Sólo un pequeño detalle, en el 2do párrafo no entendí aquella parte de las exóticas e inservibles especies de fauna y flora. ¿A quiénes te refieres?

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus comentarios hermano. Lo del segundo párrafo es sólo sarcasmo puro.
    Saludos, Joao Q

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!