26.2.11

Apología de nuestra (anti) democracia*


No sabemos por qué protestan esos cholos ignorantes que ni las leyes entienden, es más, si son una partida de analfabetas ¿Cómo pueden saber contra lo que están protestando? Por eso le echamos a la policía, los abalean y los llenan de gases, los quemamos y luego salimos diciendo que lo sentimos mucho, que hay que tomar cartas al respecto, que se van a hacer las investigaciones y se les va olvidando. ¡Vamos bien!

Si nos eligieron con votos, ganamos con el 60 por ciento de los que votaron, pero les decimos que ganamos con el 60 por ciento de los votos de todos los panameños, igual ellos no entienden de eso... ¿Y ahora quieren cogobernar? Ellos no se postularon ni invirtieron un solo centavo en campaña política, pero ahora quieren que tomemos en cuenta lo que ellos piensan; ya tuvieron oportunidad de pensar y proponer frente a la urna, que total eso es para lo único que sirven, un voto un hombre, una mujer un voto, los delincuentes no votan y menos los menores delincuentes, así que no pueden venir con mucha vaina a decirnos lo que tenemos que hacer, igual ¡Vamos bien!

Los megaproyectos son buenos, traen desarrollo y riqueza y traen trabajo. Les damos trabajo y hasta les subimos el salario mínimo, 50 dólares. ¿Ustedes saben qué son cincuenta dólares en estos tiempos?, y que no nos vengan con eso de que todo ha subido, 50 dólares es bastante, la cosa es que se la gastan en guaro y fiesta. Esos cholos que, además de analfabetas, son borrachos, con 50 dólares pueden resolver; comprar comida, ropa, pagar la luz, el alquiler y ¡Hasta ahorrar! Pero como son brutos y borrachos, se emborrachan como brutos y se gastan la plata, a pesar de eso ¡Vamos bien!

Íbamos en lo de los megaproyectos. Les prometimos que Panamá estaría en el primer mundo y para eso necesitamos una torre financiera de 20 millones, no 50 millones, digo 100 millones, que va, son 200 millones. Necesitamos un metro de 1000 millones. ‘Señor presidente, ¿usted calculó 1000 millones?, yo tenía en mi agenda 7000 millones’, bueno, está bien, 10000 millones para el metro. Y necesitamos un aeropuerto, aunque estamos pensando en otro más en Chiriquí, pero no hay que olvidarse de Darién que es la provincia olvidada y hay que llevar el desarrollo allá, pero primero hay que hacer una carretera de 500 millones. Ya veremos cómo se saca esa plata, igual siempre podemos pedirle al Banco Mundial o a los gringos, la cosa es que ¡Vamos bien!

¿Ellos qué creen? Ese desarrollo cuesta. Tras que los estamos llevando al primer mundo se van a quejar de los impuestos, en Chile se paga 14 por ciento y en Estados Unidos ni se diga. ¿Qué diferencia hay entre cinco o siete por ciento?, igual ya les subimos 50 dólares de salario, que paguen con eso. Con todo y esas quejas ¡Vamos bien!

A los viejitos le pagamos 100, dicen que hay algunos a los que no les hemos pagado, pero ya iremos arreglando eso dentro de los próximos dos o tres años, igual las becas universales, que algún día les van a tocar. Hay que subir esos proyectos sociales a rango constitucional y para que no les falte agua, hay que reestructurar el IDAAN, llamaremos a alguna empresa que sepa de eso y ya tenemos en la partida 5000 millones para arreglar, aunque si quieren un mejor servicio también hay que pagar más, de todos modos también hay que subir lo del agua a rango constitucional. Vamos a hacer un referéndum y aprovechamos para preguntar si quieren reelección. Recuerden que si votan NO, adiós agua, adiós becas universales, adiós 100 para los 70, porque el que viene les va a quitar todo eso. Parece que no me creyeran cuando les digo que ¡Vamos bien!

A esos izquierdistas que se oponen a la minería, a esos cholos analfabetas que se oponen al desarrollo hay que preguntarles si el PRD les está pagando para que protesten. Nosotros tenemos pruebas de que sí les pagan, nos lo dijeron unos PRD’s que creen en el cambio. Por eso nosotros no les hacemos caso, ¡Qué vengan las mineras italianas y coreanas! ¡Vamos bien!
-----
*Publicado en  La Estrella de Panamá ,  el  26 de febrero de 2011. Agradecimientos a la Licenciada Doris Hubbard y al dibujante .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!