12.2.11

Letras Yuxtapuestas (Homenaje a Julio Cortázar)

 Julio Cortázar.       26 de agosto de 1914 - 12 de febrero de 1984
Lápices sobre Canson color de Santiago Dufour
 


“Entonces –cada cual tendrá sus sombras queridas, sus grandes intercesores–“ 
Julio Cortázar – Burla burlando ya van seis adelante

Y hoy Cortázar volvió a morir perdido entre sus letras yuxtapuestas que se van enmarañando unas con otras, bien tejidas como aquel pulover de Que no se culpe a nadie mientras cronopios y famas bailan catala y tregua y sigue habiendo quien no entiende un carajo  por qué Cortázar no simplificaba sus escritos, <<–Un pacto, simplemente.(…) Si nosotros renunciamos a la creación verbal en su nivel más vertiginoso y rarefacto, ustedes renuncian a la ciencia y a la tecnología en sus formas igualmente vertiginosas y rarefactas, por ejemplo, las computadoras y los aviones a reacción. Si nos vedan el avance poético, ¿por qué van a usufructuar tan panchos el avance científico?[1]>>
Que hay siempre un cómodo crítico criticando cando tanto y no se mira sus enredos, sus absurdas maneras de complicarse la existencia. La borrachera las drogas y el arrepentimiento sobrevenido, quizá comprarse un auto en una ciudad en la que no cabe otro, el crítico que es mula-terca-mula vuelve sobre el pasto, come y caga del pasto no entiende los escritos de Cortázar (ni por lo menos uno, ni se tomará la molestia) sigue ebrio y conduce así su auto y con toda la propiedad del que no la tiene, señala y crítica “Los escritores deben escribir más simple, escribir para las masas”, <<–Vamos  acepten. Nosotros escribimos más sencillo(es un decir porque en realidad no podremos), y ustedes suprimen la televisión (cosa de tampoco van a poder). Nosotros vamos a lo directamente comunicable, y ustedes se dejan de autos y de tractores y agarran la pala para sembrar papas. ¿Se dan cuenta de lo que sería esa doble vuelta a lo simple, a lo que todo el mundo entiende, a la comunión sin intermediarios con la naturaleza?[2]>>
Cortázar sigue muerto –volvió a morir hoy– pero igual la edad de piedra está instalada en las cavidades cerebrales de tanto crítico criticando cando, escritores de pluma hermética, mientras el mundo avanza con todo tipo de artilugios modernos, más allá de computadoras y automóviles, ¿qué diría Cortázar del blackberry movile device?, de repente se hubiera comprado un ipod y en su macbook diseño europeo hubiera cargado algunas canciones de Louis Armstrong desde algún site con descargas piratas, también escucharía Wax Taylor aunque estaría bastante viejo como para ir a alguno de esos conciertos cronopianos. Paréntesis, ¿qué diría del nobel a Vargas Llosa?, cierro paréntesis.
Leyendo al muerto Cortázar uno parece estarse volviendo loco, siente que toca cada creación suya aunque sólo parezcan palabras, porque cada libro suyo está lleno de letras  y palabras yuxtapuestas, códigos oníricos cuidadosamente unidos, peligrosamente dispuestos, asombrosamente intensos y esa sensación demencial –pero lúcida– se le viene al lector expectante, al lector que no busca la simplicidad patética de tanto cuento y novela que anda por allí, cuentos, novelas que parecen hechos siguiendo algún modelo de producción, muchos escritos simples para muchos simples lectores. No es que uno se crea el gran intelectual que lee a Cortázar, porque a veces uno mismo no entiende  aquellos códigos – eso es parte de la sensación de locura, además, ¡coge tu puñete por bruto!– y hay que releer, pero en aquello también está esa magia cortazariana, el lector que tiene que trabajar para entender, así como el escritor que trabaja buscando las palabras y luego si a uno le dicen elitista, bueno… Es que esta élite trabaja y nada le ha sido heredado, en estos tiempos que hasta el poder en las “democracias” se hereda.
La gente dice que han visto a Cortázar caminando por las calles de Paris, tomando el métro en Montparnasse-Bienvenue, tocando las manos de las señoritas descuidadas, bebiendo tragos de coñacs en los cafés mientras toma notas. Ignoran su muerte o simplemente rehúsan decir que murió. Yo digo que sí está muerto, pero que sus escritos están vivos, incluso toman rehenes-lectores, pero muy por el contrario de lo que popularmente se cree, los escritos de Cortázar no matan a nadie, excepto a aquellos escritores envidiosos o a los críticos cómodos, aunque esos mentalmente están más muertos que el propio Julio.              


[1] Julio Cortázar, Lucas, sus discusiones partidarias.
[2] Ibid. 

5 comentarios:

  1. Exelente strep tease intelectual , me dejo la mente cachonda saludos

    ResponderEliminar
  2. A quien parece reconocer en la verdad tan subestimada. quizas ronda en la simpleza que nos lleva a la belleza. querer creer que aparece en el metro o en los lugares donde a recorrido. es quizas admirar una vez mas que ha visto lo que los otros no. observar y no ver, que es si no la verdadera poesia, sus verdaderas pasiones. encontrarle quizas un uso a la h.
    tus razones parecen espectar, el lugar especifico de la crueldad a los inutiles de sutileza. porque no?
    o quizas es el santuario del derrumbe instruido por la critica. si se prende un cachito de luz, para que aquellos que no lo leyeron por razones obvias. sepan que hay mas alla que un marco de espejismo.
    pero mejor en vez de criticarlos, porque eso seria congeniar con el mundo "perfecto", mejor construir un anclaje de sabiduria, enseñarles que se puede conocer de todo sin dejarse llevar por eso tan espectral. es facil criticar, pero quizas es eso lo que deberemos cambiar. la critica como concepto unico. dejar de hablar y poner un pie adelante. comenzar con el cambio. si quieren vedar la poesia. que lo hagan pero eso no significa que le pongan fin.
    de corazon saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hanna, estas cosas pasan, tener que leerte entre líneas para descubrir en tu prosa poética, esas palabras que a uno le alientan a seguir entre las palabras, porque a veces uno se desanima de los poderes de la palabra, y no es sino otras palabras que le pueden quitar a uno ese desanimo.

    Comento mil veces sobre Cortázar y me llevo con la sorpresa de que alguno está abierto a comentar, a leer, a llenarse de esa magia, pero son los "más experimentados" en aquello de la literatura, que me dicen que Cortázar no era más que un loco, críticos tantos criticando cando tanto, entonces mal podría yo tratar de construir ese bello anclaje del que hablas, que puedo construir contigo, por ejemplo.

    Curiosamente le hablo a los niños de Dugu Van (El hijo del vampiro) y les gusta, o le hablo a quien nunca se ha cultivado mucho en cuanto a literatura sobre algún gracioso cuento de cronopios y famas y se doblan de la risa...

    La cuestión es, emprender esa batalla contra aquellos que nos quieren vedar de la poesía dotándola de tantas reglas absurdas, quizá para simplificarla y darle un formato. Esa lucha que hizo Cortázar, y por ello en este humilde Homenaje hablo de ello, no una crítica por la crítica, sino una crítica para que la ignorancia de aquellos no pretenda manchar esa literatura contra corriente. Para aquellos siempre me guardo esta pregunta, ¿Y como hizo el primer poeta para saber que estaba haciendo poesía?, cuando se las suelto, pelan los ojos en señal de susto, se desmoronan como castillos de arena golpeados por la ola... La poesía nunca tendrá fin ni cortapisas, pero aun así hay que curarse en salud, no vaya a ser que luego quieran quitarnos las H, y luego tu lindo nombre Hannah, ya no sea tan lindo.

    Me gustaría poder conocerte algún día, como dice Otoniel Guevara, que la amistad se extienda más allá de las palabras.

    Un abrazo, Saludos!

    ResponderEliminar
  4. y todo se resume en algun dia. querido hermano latinoamericano.
    nos queda pensar y quizas reunirnos con todos aquellos que ven las letras como una cadena de latas. y mostrarles que poesia ES. y poesia no se ataja, brisa quizas de un numero desconocido. entonces como querer quedarse con el viento, como reconocerlo como tal si se esta tan ocupado sacando la velocidad. que mania tan humana, de querer encontrarle uso a todo. apoderarse de algo que simplemente es de todos.
    pero no es una batalla. por que mirarlo de ese modo. tan solo sea una coartada para que despertemos. y he aqui amigo, entonces les agradezco porque de esa manera, se que hay mas personas que aman la literatura, y luchan por el bienestar comun.
    amo el significado de cada una de las palabras que existen, para mi es la esencia de la identidad y de la comunicacion.
    quizas hablaremos otro idioma o inventamos de acuerdo a lo que sentimos, y es mas facil sentir miedo a lo desconocido, y hablar de ello para que no se expanda, debe atemorizarlos.

    una semillita que reconstruye lo que se ha olvidado. y si crece sera todo acaso lo que soñamos.

    de corazon saludos de Argentina.

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!