14.3.11

No titulado, No. 582

Levanté mi voz como las trompetas de Jericó
Dalton, Las Cicatrices, IV

Paradójico
escribir:
para la mejor amiga,
para el peor enemigo,
en la misma noche;
las mismas circunstancias.

Palabras:
no dichas,
ácidas
ásperas
mojadas del veneno
[particular
del sentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!