10.4.11

De los facebook-revolucionarios entre otras cosas


Sinceramente me aburrí de atender coyunturas. De atender los problemas según vayan saliendo, suficiente tengo con mis problemas, que salen a borbotones cada día, para preocuparme por los problemas del país según vayan saliendo. Además, me aburrí de los que se creen o creen que uno es el Comandante Marcos, se involucran y además lo involucran a uno en una lucha –con la que después de todo uno se identifica–, para  luego meterse en otra pelea sin reivindicar la causa anterior. 
Me aburrí de los seudo-revolucionarios, los revolucionarios-snob, de los facebook-revolucionarios. Los primeros, sabiondos de la revolución, creen que Rusia es Panamá, que Cuba es Panamá, que Panamá tiene aquellas mismas condiciones, pueden saberse el Capital de Marx de arriba abajo, pero nunca proponen (y menos actuan) con seriedad para cambiar aunque sea algo que esté mal en el país y si uno lo hace, critican, diciendo que lo que uno está haciendo es sólo una reforma, que lo que hay que hacer es “destruir el sistema capitalista” se quedan en ese planteamiento tan abstracto toooodaaaa la vida…
Los segundos, los snob, uf, quizá esos son de los que estoy más aburrido, se meten en cada lucha sin tener conocimiento de lo que están haciendo, salen a protestar contra una ley porque algunos le dijeron que es injusta y porque está de moda protestar contra esa ley, van a las marchas porque creen que sería “cool” asistir (como los eco-yeyes). Usan suéteres rojos con la cara del Che en negro, pero no se han leído ni en wikipedia quién fue Ernesto Guevara  de la Serna.
Los terceros, los facebook-revoltosos, bueno, esos son realmente más patéticos. Ponen “me gusta” a los comentarios de los seudo-revolucionarios, así como les gusta poner citas de Marx, Guevara y si son un poquito más cultos de Lenin o Sartre en sus estados. Además, ponen que asistirán a los eventos del movimiento social a los cuales son invitados en FB, pero nunca van. Muchas veces se organizan eventos muy buenos a los que según la estadística de asistencia del facebook será un lleno completo y ¡Sorpresa! Llegan los comprometidos, algunos seudo-revolucionarios (a criticar la vaina) y llegan los snob a hacer bulto, la pregunta de siempre, ¿Dónde estarán los facebook revoltosos, ese lleno completo que prometía el FB?... Como sé que algunos están leyendo, les voy a dar un dato: En Túnez y en Egipto, ni facebook  ni twitter fueron actores de las revueltas, las revueltas las hizo la gente, el facebook y el twitter namás son medios. 
Estoy cabreado de malgastar las fuerzas propias (hablo exclusivamente por mí) de salir a protestar y luego que cuando me entusiasmo por una causa por la que vale la pena luchar,  no se siga peleando por reivindicarla en lo más posible, la coyuntura sale y luego todo el mundo se vuelca contra ella. Si bien es importante luchar contra problemas inmediatos, esto también es una forma de distraernos de objetivos necesarios que quedan incompletos por la inconsecuencia.
Además, estoy desilusionado de saber que otros tantos, hasta gente que de verdad está comprometida, están malgastando sus fuerzas, siguiéndole el juego a los seudo-revolucionarios, que muchas veces hasta trabajan por mantener el status-quo contra el que supuestamente luchan, Ejemplo: Algunos profesores y líderes estudiantiles de la Universidad de Panamá.
Ahora es el momento para algunos de llamarme guabinoso, Adelante si eso le hace feliz. Por el  momento les pido no molestarme para apagar incendios. El movimiento social no es el cuerpo de bomberos, no puede meterse en cada cuestión o en cada problema que sale en la palestra porque se desgasta sin concluir nada, ya lo dice bien aquel refrán: “el que mucho abarca poco aprieta” en este sentido hay que madurar y si quiere matarse al mensajero sin escuchar el mensaje, si con eso creen que destruirán el sistema capitalista, adelante.

8 comentarios:

  1. La frustración es comprensible. Chomsky lo resume en las 10 reglas básicas de “La manipulación de los medios”. Una de ellas es crear problemas para aparentar dar soluciones. La otra es “la estrategia de la distracción”, que se trata de desgastar las luchas sociales, creando pequeños problemas para que los revolucionarios de siempre tomen esta fisionomía de desgaste y tengamos comentarios como este.

    Ese cansancio es apenas predecible. Va de protesta en protesta porque los demás las organizan y se enfada porque no le dan seguimiento a las que le gustan mucho. También se molesta porque sus propuestas no son respaldadas. No es necesario definir este comportamiento, es más que claro.

    Es lógico que esté molesto si no entiende qué está haciendo en medio de las expresiones de molestia. Tampoco entiende a las personas que se identifican – aunque sea por una noche - con luchas e ideologías, ve mal que se pongan camisetas del Che sin saber la biografía, eso nos pasa. Cuando creemos que sabemos mucho, nos molesta que lleguen esos personajes efímeros a aparentar que son gente progre, mientras nosotros nos sentimos veteranos de guerra.

    Pero sentir este agobio y expresarlo no es una decisión personal, como cree el autor. Está haciendo exactamente lo que “el sistema” necesita para poder existir sin problemas. Necesita gente que se aburra fácilmente, que reniegue de las luchas sociales, que se revista de esa capa gruesa de crítica que debilite a la verdad. Así pone el sistema a pelear entre ellos, para que nadie se preocupe de su capacidad de absorción.

    Procuremos aprender de estas palabras una cosa: no seamos juego del poder y repasemos siempre el sentido de lo que hacemos.

    ResponderEliminar
  2. Bien dicho, creo que en cierta manera es difícil mantenerse neutral ante tanta ideología corriendo por las redes sociales. Pero a veces se la ponen facil a uno, gracias a que tenemos medios de comunicación tan mediocres, no les creo ni la misa...
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Lucy, lo acepto, cada vez estoy más guabinoso… Con todo y eso les doy los datitos para que planteen algo con pies y cabeza y no se queden curando las heridas. Si me cabree y ya lo dije en el artículo, no le hecho la culpa al “sistema” ni a nadie, es por mi inconsecuencia o debido a mi inestabilidad ideológica a la que nunca le han gustado los dogmas mucho menos los pseudo líderes que además son pseudo revolucionarios, por eso vuelvo y digo que hablo propiamente por mí…

    Cada quien sabrá lo que hace y yo en este momento me atrevo a ser crítico, a abrir la boca.

    Hay compañeros y compañeras con los que he hablado de esto y comparten algunos de mis puntos, sobre todo lo del enfoque meramente coyuntural de las luchas, que como digo es importante, pero que así mismo es un juego en el que caemos, como me acusas a mí de caer en el juego de la desmoralización…

    Agrupaciones como Madres de Mayo en Argentina o los Sem Terra en Brasil son conocidos en todo el mundo no por que fueron una moda coyuntural sino porque lucharon por una reforma y se mantienen luchando por ellas, sin perder el enfoque por otras luchas meramente coyunturales a las que incluso apoyan… En el caso de Panamá los Ngäbes lucharon, a riesgo de sus vidas para la ley de su comarca y se mantiene ahora enfocados en lo de la minería, mientras acá cada pico jala para su gallote. Lo que quiero decir es que hay que tratar de hacer las cosas de una manera organizada, porque si no se corre el riesgo de diluir esfuerzos, estuve en un momento luchando por algunas cosas que ahora que medito, fueron perdida de tiempo y no me gustaría que eso le suceda a la gente que empieza. Estas palabras son meros consejos y no pedantería, pero bueno, ya lo dije, si se quiere matar al mensajero, adelante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me gustò mucho Joao. La primera batalla que hay que ganar, es la batalla personal y es una que demora toda la vida. Si todos llevàramos un control en nuestras vidas, si el mundo fuera lo suficientemente bueno como para no necesitar guìa, en vez de humanos serìamos Dioses.

    Yo por mi parte, escribì sobre los dirigentes estudiantiles que terminan trabajando como administrativos en la Universidad y sin ejercer la profesiòn de la que se graduaron, los he etiquetado y hasta hoy, no he visto ni un sòlo comentario. La lista de estos casos es tan larga desde que dejamos de ser CRUCHI, que me diò pena publicarla. Ahora dudo que la gente se lance en nòminas para defender ideales o para conseguir empleo, como dijo uno: ¡la cosa està dura en la calle!

    ResponderEliminar
  5. No digo que eres guabinoso, sino que es muy comprensible la frustración y la comparto. Y todo es parte de ese sistema que se defiende con sus propios enemigos. Tus escritos siempre me recuerdan ese cuento, El Banquero Anarquista, de Pessoa. Lo que pasa es que es por momentos y hay cosas, momentos, personas que te hacen recordar. Como dije, aprendemos algo y es a repensar el por qué de las luchas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Saludos Joao, como estas?
    Buen articulo, porque tiene contenido; a la vez que es un mal articulo, porque es como una carta de despedida.
    La verdad no creo que seas un claudicante, lo importante es apoyar en lo que se puede y no criticar; sobre todo a aquellos que sí estan frenteando duro en las trincheras del movimiento social.
    Adelante compañero! Recuerde que la primera victoria o derrota es en nuestra propia mente.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por sus comentarios. Orestes, no es una carta de despedida ojalá pueda concretarse algo, algo que nos involucre con una agenda, ya está bueno de que los esfuerzos se difuminen, allí estaré.

    Lucy, me halagas con lo de Pessoa, el por qué de las luchas siempre es bueno, pero debemos empezar a distinguir entre la lucha momentanea y lo que puede quedarle de referencia a las futuras generaciones.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!