18.4.11

Mamá, ¿Pa´ qué voy a estudiar?

Jaime Cohen. Hermano del di-puta-do Manuel Cohen. No posee título universitario. Flamante director de la Autoridad de Aseo Urbano y domiciliario

Los padres de niños pequeños tenemos un gran problema. 
Toda niña o niño quiere saber el por qué de las cosas; es algo natural que a veces nosotros los adultos no entendemos y con cada pregunta del pequeñín nos vamos ofuscando, cosa que no es nada saludable para el desarrollo de los muchachos porque le vamos matando este espíritu de investigación innato, ese ánimo de cuestionar. 
Así siempre pasa con el estudio. Sobre todo porque requiere de un trabajo intelectual por parte del niño que no entiende para qué tantas tablas de multiplicar, triptongos, diptongos y hiatos; es difícil que un niño NO pregunte: ¿Para qué hay que estudiar?, ¿Por qué tengo que ir a la escuela?, usualmente la respuesta por parte de los padres es: “Para que seas alguien en la vida” o “Para que puedas conseguir un buen trabajo”… No me detendré a analizar cuál podría ser la mejor respuesta o si esas respuestas son correctas, aunque sí dejo claro que esas no son mis respuestas preferidas, pero bueno, esas son las respuestas cajoneras que nos da el sistema y voy a trabajar con ellas. 
Antes bastaba eso para responder las dudas de los niños, el “alguien en la vida” suena un poco abstracto y los pobres debemos utilizar la más material y tangible “para que consigas un buen trabajo” acercándonos más a la realidad. Pero nos han ido cambiando todo y ya no basta que nos fajemos estudiando doce años de escuela, cinco de licenciatura (eso ahora namás en la Universidad de Panamá), nisiquiera dos de maestría y cuatro de doctorado, no nos basta todo aquello es que ni para conseguir un buen trabajo. 
Ya en la licenciatura escuché muchas veces: “no importa tanto el estudio, sino las relaciones”, “Cuando uno sale de aquí no importa si sacaste A en todas las materias, lo que importa es si tienes una palanca en el gobierno”… Cosas así se van legitimando y es más difícil mandar a los niños a la escuela con la esperanza que “sean alguien en la vida”, mejor es hacerse de amistades influyentes o si es mejor, tener a algún familiar en la papa “para conseguir un buen trabajo”. Tenemos el ejemplo del cónsul de Miami Tomas Guerra o el más reciente, el de Jaime Cohen Salerno (hermano del di-puta-do Manuel Cohen Salerno) flamante Subdirector de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario, si no conocen el cuento les cuento: 
Sucede que el año pasado se aprobó la Ley 51 de 29 de septiembre por la cual se crea la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario y adopta disposiciones para la eficacia de su gestión. Esta ley en su artículo 15, establecía los requisitos para ser Administrador General y Subadministrador General de la Autoridad; entre otras cosas, la ley dice que quienes ocupen estos puestos deben poseer título universitario y tener experiencia comprobada en la materia. Hasta allí, ¡Vamos bien!, pero sucede que el primero de febrero de este año se presentó el proyecto de ley 256 (y se aprobó el 14 de abril) que modificaba el artículo 15 de la Ley 51  Sí , EXCLUSIVAMENTE ESE ARTÍCULO – y específicamente el requisito académico para ser Administrador o Subadministrador de la Autoridad. Ahora se requerirá título universitario O experiencia en el área de administración. Cito las noticias de Telemetro
Cohen justificó su nombramiento en base a su amplia experiencia. "No tengo título universitario, tengo toda la experiencia y he sacado al país de la crisis de basura sin título.

Que no tenga título, él mismo lo acepta, pero le quedan grandes las palabras he sacado al país de la crisis de basura sin título” cuando las calles de la ciudad están más cochinas que nunca. 

 Con cosas como estas se hace más cierto que los estudios no garantizan que uno “sea alguien en la vida”, mucho menos eso de “conseguir un buen trabajo”. Si yo fuera niño le diría a mis papas que me reúso a ir a la escuela y como padre me daría coraje que mi hijo se graduara con honores de una maestría de Tratamiento de Desechos Químicos (por decir un ejemplo) y que luego sea subalterno de un troglodita como aquel.  

6 comentarios:

  1. Esto es el poder! Lo único que no hace el poder es comprar salud o evitar la muerte, de ahí en adelante, cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen blog! Bienvenido a nuestra blogoteca, donde difundimos blogs interesantes como este! Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Si yo fuera niña les diría a mis padres que me conectaran con gente "importante" en vez de hacerme perder sueño yendo a la escuela.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por los comentarios. Metablogistico, es un honor para mí aquella reseña del blog.
    Valentina, así parece ser, mejor vamos al Club Unión a tomar pintas que a la escuela a hacer examenes.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. “he sacado al país de la crisis de basura sin título” nisiquiera se que decir de este comentario, sin duda el titulo no te hace mas que otros, pero es fundamental que aquellos "nos gobiernan" esten capacitados para hacerlo. Y sin duda entiendo tu punto, como le explicas a un joven, o a un nino que es importante estudiar para "tener una buena vida" si hay tantos con "buena vida" sin estudiar, sin saber que hacen o porque lo hacen. Que dificil la situacion en la que estamos, me da verguenza pero deberian ser ellos los que tengan pena de las declaraciones que dan.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus comments Olga!
    Saludos

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!