5.5.11

Blogeart... El arte del blog


A los amigos bloggeros: Ariel y Hannah de contrapunto, Arethusa de Bla bla bla, Olga Reyna del Fashion Seeker  y Samuel Prado, seguimos construyendo con cada entrada.

Esto tenía que hacerlo hace tiempo, pero aprovecho que en estos días se habla mucho de la libertad de expresión, después de todo, el arte es expresión, ¿O me equivoco?
Primero que todo, habría que explicarle a algunos qué es un blog. Según wikipedia:
“Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente.”
Ya con la cuestión más clara, sí podemos hablar de la relación que existe entre el arte y el blog. Voy a dejar claro que para mí blogeart (trabajar en un blog) es un arte. Cada vez visito más blogs y menos páginas de internet, porque en los blogs me encuentro con cosas de todo el mundo, fotografías, artículos y videos y porque usualmente los autores son gente cualquiera (que no cualquier gente) que un día decidió mandar algún mensaje al mundo desde su casa o en algún internet café, publicar sus poesías o cuentos, una foto de la ciudad lluviosa o alguna entrevista que definitivamente no pondrían en el noticiero de las seis, nada de eso pueden ofrecerme las páginas web. He visto blogs de gente promocionando sus pinturas o caricaturas (como el de Alberto Montt que es un mounstro) de chicos y chicas que diseñan o promocionan ropa, de gente que escribe allí por catarsis, de gente de izquierdas y de derechas, católicos, musulmanes, evangélicos o ateos, blogs de fútbol o que hablan sobre la vida en alguna región, de gente que cuenta sus aventuras sexuales, en idiomas entendidos y por entender, con muchos seguidores o con ninguno, muy comentados, medianamente, o que la gente no se atreve a comentar.
Cada vez leo más blogs por el hecho de que no sé con qué me voy a encontrar, es una aventura que no es ni apenas comparable con entrar a alguna página web  en la que ya sabemos más o menos lo que nos va a traer, es como caminar por los barrios humildes de la ciudad en donde la emoción está a flor de poros y cada día es diferente a otro, me voy a la barra de tareas y Siguiente blog» es una infinidad de posibilidades posibles, tener que comentar indignado sobre alguna entrada que me robó la calma o enamorarme de la chica que escribe un blog desde algún punto de México, rara y casi imposible cuestión repetir un blog tocando Siguiente blog» pero agrego como favorito el blog de la chica de la que me he enamorado.
Dentro de los blogs no hay censura pero hay un arte urbano en su esencia más pura,  no en todos los blogs, pero la gran mayoría carecen de ese maquillaje innecesario del fotoshop en una buena foto, y las faltas ortográficas en alguna medida pueden, aunque sea inconscientemente, simbolizar la protesta contra la perfección que pueden pagarse las grandes páginas webs con sus diez editores y aún así esas redacciones no son buenas, carecen del sazón que le imprimen las jergas de pueblos y ciudades, porque aquellas páginas salvo respetables excepciones, tienen un lenguaje en blanco, negro y grises donde no hay lugar a matices ni fucsias, ni lugar para el arte crítico.
Mucho he escuchado contra el blog. Por ejemplo, en un artículo de Antonio Elio Brailovsky sobre el libro y su agonía,  el autor se refería al blog como un medio efímero. En lo personal me gusta mucho más leer de un libro por el hecho que me cansa la vista leer de la pantalla, además que por alguna razón científica no explicada cuando leo de un libro puedo imaginar más, pero un blog permite hacer cosas que el libro no, por ejemplo mantener contacto con el autor, comentar su obra, ver videos o actualizarlo constantemente. De manera que blog y libro, son dos cosas totalmente diferentes y ninguna es mejor que la otra, pues ambas tienen ventajas y desventajas.
 El problema es que se ha malentendido la cuestión, muchos hablan catastróficamente de que los libros morirán y que serán los blogs quienes los reemplacen causando el temor de muchos a los que les gustan los libros y obviamente su odio hacia los blogs. Yo no sé si eso será verdad en 200 años, pero por ahora creo que están siendo un poco paranoicos. Tengo mi propia versión sobre las intensiones con que estos tipos dicen lo que dicen y es que mientras las plataformas para blogeart como Blogger o Wordpress sigan siendo gratis, muchos escritores y artistas nuevos o desconocidos podrán darse a conocer de una manera más fácil, lo que sucede es que con esto se enfrentan a un Ancient Regime compuesto por viejos que se aposentaron en un Olimpo artístico e intelectual, que podían publicar un libro o montar una exhibición por muy mala que fuera, LO SIENTO SEÑORES, ya hay mejores cosas en los blogs.
Aquello de blogeart es, por lo menos en mi caso, más que un pasatiempo, una pasión. Se siente bien poder publicar algo luego de escribirlo y editarlo, quizá lo lean muchos o pocos, quizá todos comenten o tengan miedo de comentar, pero seguiré sintiendo una satisfacción que no puedo describir con palabras al ver mi texto allí colgado y que quien lea pueda sacar sus conclusiones.

5 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo. En realidad es una experiencia muy especial poder escribir y publicar algo. Y aunque uno no sabe cuantas personas van a leer lo que escribes, cuando una persona aunque sea deja un comentario se siente genial.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la dedicatoria, yo veo en Panamá de repente un pequeño boom de blogs, no son muchos pero son bastante buenos y me hace sentir esperanzado que a pesar de la mediocridad de nuestros medios abiertos, podamos contar con un par de bloggers dispuestos a decir las cosas... bien escrito...
    sigue blogueando...

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la dedicatoria! Justo ayer escribía en twitter, lo que a veces me pregunto y muchos me preguntan, que ganas con ser blogger? pues simplemente gano el placer de expresarme, de escribir de lo que amo, de opinar, de dar a conocer mis ideas, eso no tiene precio. No hay duda es una pasión. Nunca dejes de escribir...

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante este post! Me lo leí con muchas ganas... Yo no gano nada con mi blog, sin embargo es una pasión, me gusta lo que hago!
    Muchas gracias por siempre pasar y comentar.
    saludos! :)

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!