30.6.11

Elecciones en la universidad del futuro


Caricatura del Diario El Siglo del 30 de Junio del 2011
La Universidad era una pocilga de paredes rajadas. Transcurría el año 2016 y los monitores de los salones de informática eran aún de pantallas de fondo negro y letras blancas. Ninguna imagen podía verse, ni videos ni fotos. Los cables y módems habían sido robados por decima vez en el año y sólo la super-computadora de La Colina tenia el servicio post-internet banda ancha de 500000 megabytes por segundo para registrar movimientos y mandar ordenes desde los chips incorporados a cada líder estudiantil de grupos marxistas-leninistas, a cada administrativo, a cada profesor. En La Colina no había paredes rajadas y el aire acondicionado resoplaba como en las morgues para desde allí, mantener la estabilidad y el precario equilibrio de la institución universitaria con comodidad.

Con todo y eso el ambiente estaba acalorado. Pitos, tambores y trompetas de murga seguían a un grupo de estudiantes marxistas-leninistas, administrativos y profesores, al frente de ellos una silla cubierta por una cúpula de vidrio antibalas, al estilo del carro papal, era empujada por algunos cachifos. Dentro de la cúpula y sobre la silla estaba el Rector Magnífico con su rostro de invariable mueca, conectado a venoclisis y a un tanque de oxigeno. Iban paseándose todos por cada una de las oficinas de La Colina. En cada oficina era recibida la murga con gran entusiasmo. Todos aquellos que trabajaban dejaban de hacerlo para unirse al desfile de modo que los puestos de trabajo quedaban vacios. Una persona se encargaba de distribuir pitos entre los que se iban uniendo y otro entregaba cervezas para quien gustara. Ya en el vestíbulo, los esperaba a todos una paila gigantesca en la que se cocinaba una sopa de tripas de puerco, de res y de pollos y el ruido del jolgorio podía escucharse desde cualquier punto de la gigantesca pocilga universitaria.

Todo el mundo hizo silencio para escuchar las palabras del Rector Magnifico, quien tenia que hablar con la ayuda de un aparato que salía de su garganta, pues la parálisis de rostro le impedía mover los labios. Entre otras cosas, el Rector Magnífico dijo sentirse agradecido por el apoyo de sus súbditos, de la importancia de la estabilidad y el equilibrio de la institución universitaria, finalmente habló sobre su interés por reelegirse por sexta vez a fin de mantener esa estabilidad y ese equilibrio de la entidad, recordándoles que todo ello podría peligrar con cualquier otra persona al mando. Confesó además que la tarea sería difícil y que habían muchos retos por afrontar, pero que con la ayuda de toda esa familia universitaria, profesores, administrativos, estudiantes marxistas-leninistas, etc., la universidad seguiría estando a la vanguardia de los tiempos. La sesión de aplausos fue infinita y los ¡Viva el Magnífico! Fueron incontables.

Paradójicamente el Rector murió unos meses después; para ser precisos, un día antes de la elección y profesores, estudiantes marxistas-leninistas y administrativos lloraron, algunos hasta el día siguiente, salían en televisión frente a las urnas votando a lagrima suelta. Los medios cubrieron el evento político hasta bien entrada la noche cuando se tuvieron los resultados preliminares de los conteos de votos que mostraban que el Rector Magnífico le estaba ganando apabulladoramente al candidato opositor.

9 comentarios:

  1. ta bueno, sólo que ni Marx ni Lenin tienen por qué recibir las culpas de quienes usan indignamente sus nombres

    ResponderEliminar
  2. Oh... Ahora ¿Quien podrá defendernos?

    A.

    ResponderEliminar
  3. Excelente compa..
    No habría en esa universidad imaginaria, un grupo de investigadores dedicados a tiempo completo en la construcción de un elixir para alargar la vida del Santo Mesías??

    ResponderEliminar
  4. Bien, salvo por los grupos estudiantiles marxista leninistas, grupos estudiantiles de derecha lo apoyan también. Solo que los de izq. son más ruidosos.

    ResponderEliminar
  5. Hola. Muchas gracias por sus comentarios.
    Hago la salvedad que esto es ficción y así como los estudiantes podrían ser "marxistas-leninistas" también pudieran ser torrijistas, capitalistas, ricardistas, fascistas, arnulfistas, liberales, entre otros. Puse marxistas leninistas porque como dice el Anónimo del cuarto comentario, los marxo-leninistas son los más ruidosos.

    Pavel muchas veces hemos tenido debates sobre eso. Yo he llegado a pensar que conservaran su cerebro y lo meteran dentro de una computadora parecida a la del cuento que controlará a todo el mundo con todo y el Magnífico muerto.

    Muchas gracias por sus comentarios nuevamente, que no se han hecho esperar.

    ResponderEliminar
  6. Buenisimo... cualquiera diría que esta basado en la vida real jejeje, lo que se te olvido fue la clonación del maginifico...

    ResponderEliminar
  7. AÑO 2016? uf pensé que era en este año, jeje ...

    ResponderEliminar
  8. Sí Gaby. El rector de la Universidad de Panamá se está muriendo, pero igual a vuelto a ganar las elecciones para dirigir la universidad 5 años más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Excelente! Siempre he pensado que muchos dicen que la administración es correcta, porque cambiarla? Hay que seguir con el mismo personaje viejo y gastado, el dinosaurio que no aporta nada y no hace nada, pero que pasara cuando esta figura muera? que sera de la Universidad ? dejara de existir ? ya que por 15 años consecutivos se ha pensado que él es el unico capaz, de mantener "en pie" la Universidad.

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!