19.7.11

Gobierno y Prensa = Poder

Portada del Diario La Prensa. 18 de julio de 2011
Si pudieras encontrar un punto medio entre lo que dice la prensa (y no hablo literalmente del periódico con ese nombre) y la posición oficial serias un genio.
Primero, porque tu posición siempre se verá influenciada por alguno de los dos.
Segundo, porque cuando llegues a ese punto, ya cualquiera de los dos por malinterpretación o simple estupidez, te estará cuestionando.
Si ya no discuto los comentarios que ustedes vierten en mi blog ¡No es por pereza gente! Es porque nunca podré quedar bien con nadie y no es que mi fin sea quedar bien con alguien, sino que simplemente extenderme en largos debates sobre uno u otro detalle me parece improductivo y luego no podría escribir para el blog por concentrarme en los comentarios (por eso dejé facebook) y prefiero, sencillamente, agradecerles el trabajo  que se toman con la acción de emitir su opinión.
 Aquel que decía: “No puedes estar bien con Dios y con el Diablo” decía mucha verdad… Después de todo, en los dos lados hay mucho poder y no hablo sólo de la prensa, que nos tiran todos los días en papel, en radio o televisión, hablo también de  páginas de internet de ultraderecha, de derecha, de centro, de izquierda o de ultraizquierda o las de graduaciones internas que existen entre cada una. Cada quien está financiado de un lado u otro. Aquí en Mediocerrado, digan lo que puedan decir, nadie nos financia y sinceramente esperamos seguir así.
He estado leyendo las noticias de La Prensa (ahora sí, el periódico) sobre lo del endeudamiento público y sé con sólo ver el edificio de la 12 de Octubre, que por allí hay mucho poder.  Veo las posiciones gubernamentales que salen en twitter y en otros medios y me va entrando el escalofrío. Mucho más poder.
Después de todo, eso es la información: Poder. Poder parejo, disparado en un interés: mantener poder, usurpar poder, cooptar poder o similares. Al fin y al cabo se relaciona con PODER.
Según lo que ponen en La Prensa, “nos vamos hacia el endeudamiento no visto”. “Nuestras generaciones tendrán que esclavizarse”. Pregunta: ¿Ya no lo estamos con sus tv-shows absurdos, no-velas y otros inventos puestos en escena en la pantalla chica o sus periódicos llenos de publicidad engañosa que nos invitan a comprar endeudándonos con tarjetas de crédito?
O Según lo pone el gobierno, es “en pos del desarrollo”. “Desarrollo empresarial que genera ingresos” Pregunta: ¿Ingresos ínfimos conforme a la plusvalía que le sacan los grandes empresarios a nuestra fuerza de trabajo, construcciones que cualquier día de estos se nos vienen abajo, corrupción que alimenta patrimonios multimillonarios (Ya fueron millonarios y es hora de multiplicar los billetes)?
Trato de buscar el punto medio, teniendo en cuenta que genio no soy. Sigo intentando.

13.7.11

Mutaciones curriculares y gremios maleducados

Caricatura del Panamá América
Con lo absurdo de la transformación curricular y la intransigencia magisterial no se puede. Estamos jugando con el futuro de la sociedad, la educación es cada vez más elitista, parece un producto de lujo al que el pobre ya no tiene derecho.

La educación básica pública es una gigantesca nave a la deriva en la que hay gremios docentes que pelean por sus jubilaciones, por aumentos salariales o simplemente para proteger sus puestos, pero que raramente luchan por reivindicaciones estructurales del propio sistema, administrativos incapaces y corruptos y padres de familia poco-me-importa… Los estudiantes son victimas, sufren las consecuencias de la desidia y luego se les critica por los fracasos, los embarazos precoces y la violencia en las aulas.

La Universidad de Panamá es un gobierno dentro de otro, una red gigante que se mantiene unida por el clientelismo y el tráfico de influencia. Pasó de ser la verdadera casa del pueblo (nada que ver con la asamblea) donde se discutían los problemas nacionales y se brindaban alternativas a estos, al feudo personal de un sujeto senil rodeado por un sequito de malos estudiantes que se hacen llamar líderes estudiantiles, administrativos lambones y rebuscones y profesores que en vez de “dirigir la academia en la institución”, como leí que dijo García de Paredes hace poco, no son más que títeres temerosos de perder el status-quo y por eso votan por el tenebroso rector, votarían por él aunque estuviera muerto.

Parece un gigantesco sarcasmo que “especialistas” de la Universidad de Panamá estén asesorando a las autoridades del MEDUCA en lo de la transformación curricular, pero en tierra de ciegos el tuerto es rey y como nos han ido dejando ciegos con el dietilen glicol y con los perdigones cada vez es más difícil mantener la vista en el camino. Sin contar el hecho de que estamos pasando por algo parecido a lo que está pasando en Chile con la educación. Sí. Hay mucha plata corriendo, tanto en Panamá como en Chile y eso nos tiene obnubilados, no miramos más allá de los dólares, no nos preocupamos por otra cosa que hacer dinero… Y la educación podrá esperar, la pregunta es: ¿Hasta cuando?

La mutación curricular busca crear autómatas, empleados en vez de ciudadanos. Sí. Pero los gremios docentes quieren mantener los puestos. Es un tira y jala, un juego descarado donde el que más grita no gana, pero igual siguen gritando porque les entretiene, nos entretiene, vende en los medios y lo más importante, nos mantiene divididos.

Estamos en un punto en el que no avanzamos en cuanto a educación. Si lo comparamos con la evolución financiera del país y lo ponemos metafóricamente, estamos manejando bicicleta en un aeropuerto y tarde o temprano corremos el peligro de que algún avión al aterrizar nos aplaste. En un país en el cual hay tantos recursos, pero en el cual no se financia la investigación, no se le apoya al autor nacional salvo algunas vacas sagradas y que para colmo de males al estudiante de educación pública se le enseña con planes educativos de hace 60 años en aulas-pocilgas, es necesario que nos sentemos a ver qué es lo que vamos a hacer, si no terminaremos como extranjeros en nuestra propia patria, trabajando todos para las transnacionales instaladas por grandes grupos financieros.

Habrá que ver si hay interés serio de cambiar las cosas por parte de las autoridades del ministerio, que según parece con esa “transformación” a un currículo autómata lo que quiere es facilitar que pase lo que dije arriba, por parte de los docentes que pareciera que en su testarudez no se han puesto a pensar más allá del sueldo asegurado y sobre todo de los padres de familia a quienes nisiquiera he visto en medio del caos y son quienes más interesados deben estar.

10.7.11

Ocio dominguero y la ciudad

Estas fotos fueron tomadas en Calidonia. Ciudad de Panamá.

 
Oficios

Descanso
 Estos laopes me pidieron unas fotos. Dicen ellos que son artistas urbanos.

Enrry

Harrison

Viviendas
Viviendas y comercios
Comercio

Artistas del ghetto
Artista de ghetto
Bendiciones

Bendiciones No. 2

4.7.11

¡Prohibido olvidar!

Foto del Diario La Estrella de Panamá: http://www.laestrella.com.pa/mensual/2010/07/11/contenido/256839.asp
Cualquiera pensaría que vamos a hablar de la invasión a Panamá. Después de todo, 4 de julio no es una mala  fecha para recordar el concepto de “Causa Justa” que tiene el gobierno de Estados Unidos, teniendo en cuenta que según la declaración de independencia, la justicia es uno de los pilares ideológicos del pueblo americano. Ese tipo de agresiones siempre hay que recordarlas y cualquier fecha del año es buena para hablar de ellas. Pero hay otras agresiones. Aquellas que vienen del paisano, si es que puede llamarse paisano a un agresor. Una puñalada bien calculada y dada  fríamente para infundir terror. Terrorismo de estado.
Hace un año atrás en la asamblea (siempre en la asamblea… los padres la patria) se aprobaba la ley 30, mejor conocida como ley chorizo, que hacia reformas a normas jurídicas tan disimiles como la ley de la Policía Nacional, a las normas de aviación comercial, al código penal, al código de trabajo (específicamente las normas sobre sindicalismo), entre otras.
Esta ley gozaba de la desaprobación de casi toda la población panameña. Pero para el gobierno representaba un paso más en su cruzada post-neoliberalista. Se pretendía con ella ir moldeando las condiciones legales para la opresión, legalizar aún más la represión policial, desarticular sindicatos, poner a cargo del órgano ejecutivo los procedimientos de los estudios de impacto ambiental. En fin, la real corona de Panamá se adjudicaba otra patente de corso y otorgaba a otros corsarios otras más.
Las protestas no se hicieron esperar. Hubo movilizaciones en todo el país. Hubo una masacre en Bocas del Toro y como en todo hecho histórico, hay muchas versiones de ella. El gobierno habla de dos muertos, pero organizaciones como Human Rights Everywhere aseguran que hubo dos más. Se dice que niños murieron al aspirar los gases lacrimógenos que las unidades del “orden público” usaron en las protestas y el gobierno hace silencio sobre este dato. El gobierno se cuida mucho de no dar cifras exactas de heridos. No se ha dicho tampoco cuántas personas perdieron la vista luchando contra la ley 30 en Bocas del Toro. Se hablaba de cientos de personas con daños irreversibles en sus ojos, cuestión que es difícil asegurar. Recordemos que el gobierno envió a estas personas a diferentes hospitales en diferentes partes de la geografía nacional a fin de que  se hiciera complejo poder contabilizar con certeza.
Igualmente, estamos hablando de vidas humanas y hablar de números fríos es solo para tener una referencia. Lo relevante es no olvidarnos de aquella masacre de hace un año atrás. Paradójicamente el gobierno celebraba en ese momento con bombos y platillos su primer año de gobierno, como celebra ahora su segundo año de gobierno con una asamblea (siempre la asamblea… los padres de la patria) rebosante en porquería… Las burlas de Chello Gálvez no fueron contra Baldón, sino contra los electores, se burlaba de nuestra inteligencia y mientras tanto, como dice en La Crítica: “En los predios de la asamblea simpatizantes y adherentes del partido Cambio Democrático celebraban” pero esa es otra historia…
Veo con tristeza que nada haya cambiado mucho después de un año, Alma Cortés, por ejemplo, sigue tratándonos a todos de ignorantes con su programa brujo del primer empleo y tramitando tierras en el Ministerio de Trabajo, así como dijo que los indígenas que protestaban eran alcohólicos y brutos y que nisiquiera sabían lo que decía la ley 30 porque eran analfabetas. En la misma línea, Mulino sigue tratando a todos con su arrogancia y patanería.
Así como en la coyuntura de la ley 30, la ley 9 (modificaciones al código minero) generó el descontento de muchos sectores, y no solo ecologistas e indígenas como lo quiso hacer creer el gobierno. Con todo y eso se aprobó e igualmente tuvo que derogarse. Como lo dije en su momento, nos hemos dormido, el movimiento social se ha dormido en la lucha contra la minería y ha dejado a los indígenas prácticamente solos “conversando” con el gobierno y no se extrañen que de nuevo quieran destruir nuestras tierras por algunas onzas de oro. Por eso digo que está prohibido olvidar.
Está prohibido olvidar. En Panamá parece que tenemos memoria a corto plazo, que las cosas solo pasan y nos indignamos en el momento, ante la coyuntura. Dicen que un pueblo que no recuerda su historia, está condenado a repetirla y si la olvida, la repetirá mil veces. Escucho en los medios muchas cosas sobre la celebración del segundo año de gobierno, pero nada al respecto de lo que pasó hace un año atrás en Bocas del Toro. Esperar  los días 7,8 y 9 de julio para hacer reportajes sobre el hecho, es caer en mero coyunturalismo. Una vez más está prohibido olvidar.