30.8.11

A Varela lo botaron como a un perro

Fueron otros tiempos. Esta foto fue tomada en el cierre de campaña de la alianza CD-Panameñismo antes de las elecciones del 2009

Tony Domínguez siempre ha dicho que Varela era el Mayordomo de Martinelli. Yo creo que ese es el sombrero que mejor le quedaba… Si a Varela lo echaron como a un perro de su puesto como Canciller, ha sido por su poca valentía (por no decir otra cosa), recordemos cuando echaron a Alejandro Posse del gobierno y Varela se quedó callado, o cuando sus propios compañeros de alianza, encabezados por Chello Gálvez pusieron en ascuas al alcalde capitalino (del propio partido de Varela) con denuncias sobre malos manejos y Varela no dijo nada,  o cuando altos directivos del CD entre los que si mal no recuerdo estaba hasta el mismo Martinelli, dijeron  que hubieran ganado las elecciones incluso sin la ayuda del panameñismo y Varela calló, o hace poco cuando un diputado del panameñismo se pasó para el CD, noticia  de la que la gente poco ha hablado y Varela menos, y cuando recientemente Martinelli dijo que el CD va con candidato propio a las elecciones del 2014 Varela, como siempre, siguió calladito…
Definitivamente el mejor papel que ha tenido Varela en el gobierno es el de Mayordomo de Martinelli y ahora lo botan como a un perro con sarna. Disculpen si no les gusta mi opinión, pero conste que fue el propio Varela quien permitió que eso pasara. Desde hace rato el CD ha subestimado a su partido y él ha mirado para otro lado como haciéndose el pendejo, y al final lo han botado como a un pendejo porque a nadie lo botan así aquí en Panamá, nada más a él.
El hecho de tener una alianza no significaba que Varela tenía que permitir tantos vilipendios. El solo hecho de que el Partido Panameñista fuera por primera vez en la “historia democrática” sin un candidato propio a las elecciones del 2009 ya era todo un escándalo y su alcahuetería, su silencio y su poca valentía (vuelvo y repito, por no decir otra cosa) lo han hecho merecedor al la destitución así como dice la Gaceta Oficial  26860-A.  

29.8.11

Mimetismo político e inscripciones masivas

CD respira en la nuca del PRD, es lo que dice el Diario El Siglo
“En Panamá la gente cree que los partidos políticos son el ejército de salvación o una agencia de colocación y que apenas se inscriben le van a dar un trabajo”

Hernando Franco Muñoz

Hace tiempo no escribo de política porque cuando lo hago me va dando dolor de cabeza y fiebre… Lo sé, me apasiono mucho y eso es malo en política, pero bueno…

No sé si seré tan idealista que hasta rayo en lo estúpido, pero apenas comienzo a leer los periódicos en la sección de política me van dando un montón de achaques y es que me cabrea la facilidad del mimetismo político que es lo que ahora está de moda.

Diputados, alcaldes y representantes que se cambian de partido con la misma facilidad con que usan el baño. Los motivos: 1- Para evitar procesos judiciales que les tienen engavetados por sus maleanterias mientras deciden en saltar del bando, 2- Para que le den partidas presupuestarias más jugosas para sus maleantarias, o 3- Simplemente para coquetear sin límites con el siempre atractivo poder del Órgano Ejecutivo, el más poderoso de todos en países como este. Esto no es nuevo y desde muy chiquillo cuando me empecé a interesarme por eso que se llama política yo veía que tal legislador se cambiaba para tal partido sin razones de fuerza (ni ciertas ni aparentes). Recuerdo que se habló mucho del caso de los saltamontes pero ahora ya casi nadie habla de ese tipo de acciones (diputados que se cambian de un partido de oposición a uno de gobierno) porque sencillamente eso es algo cada vez más natural.

El sábado y el domingo hubo una inscripción masiva en el partido Cambio Democrático. El mismo presidente, el del partido (y de la república) salió bailando y saltando, contento porque el CD tiene –según lo que dijo– 82,219 nuevos adherentes… Que hasta el mismo presidente salga saltando y bailando no es nada extraño, después de todo a él le gusta eso. Por otro lado los partidos políticos en Panamá tienden desde hace buen tiempo atrás a parecerse mucho a un sarao universitario o a un toldo de pindín donde se salta y se baila mucho, sobre todo si se está en el poder. Sí. El mejor partido parece ser el que tiene más gente adentro, no importa la calidad de la gente que se meta, siempre y cuando bailen al son de la música que tocan los que mandan.

Yo me pregunto ¿Cuántos se cambiaron de otro partido al CD para mantener el puesto de trabajo?, ¿Cuántos se inscribieron en el CD porque representa su parecer ideológico, o cuando menos porque piensan que desde ese partido político pueden hacer “verdaderos cambios”?, ¿Cuántos entraron sin tener intereses personales?, ¿Cuántos se inscribieron con una promesa de nombramiento de por medio? La verdad detrás de esas cifras frías hay muchas historias que no sé ni quiero saber, pero me parece que esa alegría de ahora y toda esa celebración les sabrá muy mal a futuro a un montón de “cuadros” del partido CD cuando llegue la hora de las primarias, porque cuando ese momento llegue, veremos la cortadera de cabezas y la torcedera de brazos que se va a fomentar, porque con estas inscripciones cada vez quedan menos espacios para quienes tienen aspiraciones a ocupar puestos de elección. La verdad eso tampoco me importa mucho, pero quería dejarles el análisis para ver qué piensan ustedes. 

21.8.11

1284, El último gol de Pelé

¿Quién no ha escuchado de Pelé? La controversia sobre el mejor jugador del mundo es compartida por él y Maradona, aunque si la cantidad de goles anotados por uno y otro fuera lo que definiera quién es el mejor, Pelé ganaría por goleada, y es que 1283 goles en su carrera futbolística casi cuadruplican los 358 hechos por Maradona. Pero bueno, eso ya es contenido para otra película.
El año pasado Pelé cumplió 70 años y como cada década tiene que celebrarse por lo grande se le hizo un homenaje. Todo comenzó cuando Pelé en una entrevista dice que si pudiera hacer un replay en su vida, le hubiera gustado hacer un último gol con la Selección de Brasil, su gol 1284. Entonces es cuando Fernando Meirelles (el mismo director de Ciudad de Dios) nos regala este corto en el cual Brasil y Argentina se enfrentan en el estadio Morumbi de São Paulo y en el que Pelé se pone la casaca verdeamarela para jugar un último juego con su selección y buscar su anotación.
El problema es que Pelé tiene 70 años y sus compañeros y rivales son mucho más jóvenes y obviamente tienen mucha más resistencia física y el espectador se va identificando con Pelé, con el cansancio que lleva encima, con la frustración de fallar los goles y hasta con su dolor en la “falta, falta, falta… Criminal!”
Sin más que decir, les recomiendo que pongan pausa al reproductor de música y disfruten de este tremendo corto cinematográfico.


15.8.11

Luto


A Efraín Rodríguez y a Cristopher Román
Que en paz descansen

Este tipo de noticias te secan la garganta a tal punto de no poder tragar. Pienso en que hubiera podido ser yo u otro compañero, o el vecino, un amigo de la infancia, un familiar.
Es cierto que el dolor llega sólo con las heridas propias. Todos los días vemos los tabloides pintados de rojo carmesí y otros colores relacionados con las crónicas de sangre… Color de balas, de cuerpos tirados en el pavimento, la tinta negra con descripciones grotescas del hecho, o de hipótesis y suposiciones estúpidas sobre el móvil, etcétera, etc., etc., etc., etcétera … Pero desde nuestros cómodos hogares de clase media (media baja, media alta o simplemente media) estas situaciones se ven como una vaina abstracta, lejana a nuestra realidad relativamente tranquila, hasta que llegan estas noticias y uno mira las cosas desde otra perspectiva, nisiquiera queremos salir de la comodidad y la supuesta seguridad del hogar después de escuchar algo así, pues caemos en cuenta que a cualquiera le puede pasar, incluyéndonos.
Me llamaron y me dijeron “Mataron a Cristopher, también a Efraín”, “déjate de awebasones” me costó contestar con la voz toda quebrada. Ahora que lo veo en las noticias ya no me quedo sin habla, más bien me dan escalofríos. Voy recordando  todas bromas de Cristopher y Efraín, los dos jodedores natos que siempre te sacaban una risa a carcajadas con sus ocurrencias. Ese es el recuerdo que conservaré de ellos. Eso sólo cuando pase toda esta indignación por tanta sangre derramada, este cabreo por toda la violencia incontrolable que nos sacude.   

5.8.11

Homenaje al Señor Máximo Torres

“Hace unos meses me resbalé y me hice una herida en la cara de aquí (señala mentón) hasta acá (señala pómulo) me tomaron como 20 puntos… Mi medicina es el limón” me decía el señor Máximo mientras veía la herida que me había hecho en la mano “ten (dijo alcanzándome un limón partido a la mitad) póntelo allí, al principio duele pero ya después no”. Efectivamente el limón paró el sangrado un par de minutos después de haberlo puesto sobre la herida; después de haber pasado poco más una hora sangrando.
Como a eso de las 8 y pico de la mañana, el sr. Máximo me dijo que iba a dejar la puerta abierta “allí hay masa de harina para freir y café, nada más que hay que calentarlo”   misteriosamente desaparecía después,  dándonos una confianza que asustaba, la casa a cargo a dos desconocidos… Yo le preguntaba a mi hermano Joalex si sabía a dónde se había ido el señor Máximo, pero él tampoco sabía. Nosotros hacíamos el desayuno y luego nos íbamos a explorar a la montaña. Dejábamos la puerta ajustada y el único seguro de la puerta era un hilito negro que se amarraba a un clavo. Definitivamente Chimán es el colmo de la seguridad.
Ya en la tarde cuando volvíamos a ver al señor Máximo, tenía lista unas presas de pescado y unas yucas suaves, creo que las más suaves que he probado en muchísimos años y sólo por curiosear le pregunté dónde estaba “andaba por allí viendo unas tierras y saqué estas yucas. Por allá hay una señora que está enferma, los hijos también están enfermos, todo el mundo está enfermo en esa casa y le llevé unas yucas para la semana” fue a la cocina, trajo dos ejemplares de los tubérculos  no cocinados, las raíces eran hermosas y aun se veían algunos pedacitos de tierra pegados a la piel de las yucas y dijo orgullosamente   “estás y las que se comió usted también son de allá”.
En el camino se encuentran personas que ayudan desinteresadamente, sin ellas la vida sería más difícil y sin haber conocido al señor Máximo, en realidad todo hubiera sido muy difícil. Apenas llegamos a Chimán y nos dieron albergue en la casa comunal, vinieron a la mente preguntas como dónde cocinar o lavar la ropa, porque dentro de la casa no había cocina ni tina, suficiente con el baño, el techo y la cama que nos habían dado, pero el señor Máximo se asomó desde su casa y gritó “si quieren pueden cocinar acá”, ese fue el principio de nuestra amistad. 

4.8.11

Fotos desde el Panamá profundo

Estas son algunas de las fotos que tomamos en Chimán. En esta selección, tratamos de recoger la idiosincrasia cultural del pueblo y el entorno natural que lo rodea.
Basta de descripciones teóricas; aquí están las fotos. Espero sus impresiones. 

NOTA: Para ver la foto en su tamaño original doble click sobre la elegida.
Chimán
El pueblo

De mañanita

Vista a la Mar

Desde El Humo


Divinidad entre Naturaleza
Desesperada

Virgen de los pescadores

Transporte

La mejor cadena de distribución

Movimiento
El Panamá seco

Rocas

A la faena

Pescando

Pescadores
Danzando en el aire

Atardecer en altamar

Mar, tierra y bruma

Espinas

3.8.11

Chimán necesita teléfonos

 
 
Recomiendo poner en pausa el reproductor de música que está al lado izquierdo
Como ya les había dicho Chimán tiene muchos problemas, entre ellos uno de los más graves es la incomunicación. En Chimán los pocos teléfonos públicos que hay están dañados, no hay señal para teléfonos celulares y mucho menos conexión a internet.
En las mañanas, en las tardes y en la noche,  la gente va formando su fila pacientemente para hablar con los familiares que están fuera del pueblo en el único teléfono que puede usarse porque el otro, el que está en la comunidad de El Humo, está dañado hace ya dos años. Todo está en calma. Gracias al pacifismo de la población chimanera y a la misericordia del Señor no hay nadie herido ni enfermo de gravedad que requiera atención médica especializada, porque si se necesitara sería difícil, muy difícil, ponerse en contacto con  alguien que pudiera brindar socorro.
No hay carretera para llegar a Chimán y la Mar es caprichosa porque así como puede estar en notable calma, puede tornarse violenta en segundos. Téngase en cuenta que en el mejor de los casos son dos horas en lancha hasta Coquira en Chepo.
Todo el pueblo chimanero quiere su carretera, incluso se ve esto como una utopía. Por lo pronto se solicita a las empresas telefónicas que le den mantenimiento a los teléfonos y que hagan las conexiones respectivas para los teléfonos fijos y móviles.  

1.8.11

Chimán, sus historias

Recomiendo poner en pausa el reproductor de música que está al lado izquierdo

Todo pueblo tiene sus historias y cada persona tiene su parte en esa historia, su punto de vista. Limitarnos a lo que nos dicen los libros es metodológicamente incorrecto, además, a veces puede resultar aburrido por venir la información de una fuente que en principio puede percibirse abstracta.
 Siempre que vamos hacia algún lugar, sobre todo cuando nunca hemos ido a ese lugar,  escuchamos historias nuevas, sean estas falsas o verdaderas, sobre algún hecho cierto o notablemente fantástico y sea como fuere, esas historias van dejando en nuestras mentes ciertas referencias. Cuando este proceso  pasa a ser colectivo se construye un imaginario popular, las nuevas generaciones aceptan como suyas las viejas leyendas y así mismo, van construyendo las propias.
De paso por Chimán escuchamos muchísimas historias. De hecho, desde que mi hermano y yo montamos la lancha, los nativos nos decían que en determinado punto del camino nos iban a dejar en una senda y que de allí pa´ alante tendríamos que caminar como cuatro horas y pedir permiso a un Cacique para poder quedarnos… Obviamente no fue ni parecido y todo fue parte de una broma que en principio nos dio algo de miedo. Luego, en un momento vimos un pueblo pequeño en tierra firme y allí nos quedamos sin tener que caminar ni dos minutos para llegar a la Plaza del pueblo y no pedimos permiso a nadie para quedarnos, sino que el pueblo nos acogió como dos chimaneros más. ¡Esa fuerza tienen las historias!
Me hubiera gustado poder filmar todas esas historias contadas por aquellos pintorescos narradores o cuando menos grabarlas en audio, pero no tenia tanta memoria en la cámara. Además, pensándolo bien, no tendría ninguna gracia escuchar aquellas leyendas frente a una pantalla como esta, mucho menos en este entorno urbano, otra razón para que tengas que ir a conocer Chimán personalmente.
Puedo decir que en este cassette personal llamado memoria tengo ahora cientos de historias de Chimán, así como muchos puntos de vistas diferentes sobre determinado tema, cuestiones que mi egoísmo no permitirá compartir, pero pude filmar algunas de esas historias como la breve reseña del pueblo de Chimán  (ver arriba)  contada por el señor Manuel Silvestre Justiniani y algunas otras más informales como  Chuchi...Sabrosa que ta´ la vida esta o de como llegué a Gonzalo Vasquez . No puede faltar la historia de La Iglesia el Fortin ni la de porqué el corregimiento de Gonzalo Vásquez  se llama Gonzalo Vásquez
No hay más nada que hablar, más bien, ahora hay que escuchar.

Chimán

Hablar de Chimán es un mito. Hasta Wikipedia se equivoca, tanto en la fecha de fundación del distrito, que no es 1886 sino el 15 de enero de 1954, como  en los datos de economía en los que se pasa por alto que la mayor parte de la población de este distrito se dedica a la pesca, ¿Qué puede decirse de lo que dice la gente fuera del distrito? Algunos, al decirle que estaba en Chimán me preguntan: ¿Y tú qué fuiste a  hacer a esa isla?... Chimán no es una isla y hay mucho por hacer allá… Yo no les respondía así para no entrar en polémica, simplemente les decía que fui a conocer.
Mi hermano Joalex cuando le dije que tenia pensado pasar la semana de vacaciones por allá me preguntó inmediatamente dónde era eso, yo le contesté que era un punto entre Chepo y Darién del que alguna vez me habían hablado en la escuela enseñándome algún mapa abstracto (de esos que se encuentran en la internet) y al que alguna vez mi Papá había ido. Él (Papá) tampoco se acordaba mucho del lugar y sólo pudo decirme que para llegar allá tenía que tomar una panga en el Puerto de Coquira.
Compramos un mapa de Chimán que hasta está a medias, confeccionado por la Contraloría y pa´ acabar, con datos de 1997 y entre llamadas y cabreos logré comunicarme con alguien que hace viajes a Chimán y nos pusimos de acuerdo. Total, cuando llegamos  al Puerto de Coquira, el man había ido pa´ lante antes de la hora acordada, dejando a mi hermano y obviamente a mí varados en el puerto, que dicho sea de paso, no es nada fácil llegar allí, pero entre uno y otro ruego y gracias a la bondad humana de personas con las que estoy agradecido, encontramos un bote (en el más literal de los significados) que nos dejó en el pueblo de Chimán tres horas después de ver rio, manglar, mar, selva y uno que otro bote.  
Chimán no es un mito; pero sí está encantado. Es un lugar hermoso, lleno de gente hermosa y de tantas cosas hermosas, con un entorno natural realmente impresionante que por momentos asusta, ríos que parecen mar a tal punto que si no se es nativo, no se puede distinguir entre agua dulce y la salada sin antes llevarnos los dedos mojados a la lengua para que el paladar compare.
¿Qué si hay problemas en Chimán? Muchos. Pero en la ciudad hay muchos más. En Chimán no hay robos, ni muertes violentas y los pocos casos de narcotráfico que se dan son propios de las costas de todo el país, además, este tipo de problemas los traen entes externos según la información que nos diera el Teniente Gustavo Layne, jefe de policía del Distrito de Chimán.  En Chimán no hay accidentes de tránsito ni cláxones sonando (porque no hay carros), no hay smog, por tanto no hay stress, pero en Chimán tampoco hay teléfonos ni internet y eso sí es un problema porque la gente está incomunicada y es problema doblemente si tenemos en cuenta que no hay carretera para llegar hasta allá.
Ir a Chimán es una experiencia realmente sublime, nada parecida al turismo interno que yo haya hecho antes. Les recomiendo romper el mito y darse una vuelta por Chimán, aunque sea sólo para conocer.
Quiero agradecer a algunas personas que nos ayudaron en el viaje: al Representante del Corregimiento de Chimán Javier Vasquéz, al Teniente Gustavo Layne, al señor Máximo Torres, a la señora Amanda Gómez, a la gente de la fonda Madre e Hijas y al Alcalde del Distrito de Chimán Gilberto Torres.
Continuará…