14.9.11

Miercolito

a .A

Los miércoles a la una todas se agolpan frente a la tele, todos también, suerte y alegría con la lotería mientras el bombo metálico gira y un niño que tiene cara de estar allí obligado por la mamá, dizque pa´ que traiga la suerte pa´ la casa, tiene el uniforme de la escuela puesto, el almidón hace ver más grande la camisa blanca y con la planchada que le dieron parece más de hierro que de algodón. Reman, reman el numerito, ahora reman letras pa´ ganarse el carrito, qué carajo! si me lo gano dejo hasta el trabajo y me voy di-una-vez pa´ Monagrillo y me llevo a Mamá Chenda pa´ la huerta pa´ que me haga unos quimboles con carne frita, y almas reman y reman en la Victor Julio Gutierrez, como reman los que desde la tele de una fonda siguen el movimiento ordenado del bombo, lo único en sincronía, en medio de la gobernadora con cara de momia, Malcom Ramos, cooooomo nooooo!, una comitiva de niñas empolleradas que se disputaran el reinado de kinder de la escuela República de Cuba o cualquier otro país que sea “República”, una de las pelaitas está toa´ sofoca´ con los tembleques y llora bien duro y un perro llamado Zambo, la mascota de la Caja de Ahorros te recuerda que si acaso ganas no te lo gastes todo, una feria de la etnia negra, rastas con cabellos de trapeador, tambores, pescao´ en escabeche, unos enamorados declarándose amor se dan besos y abrazos, habrase visto vaina como esa con semejante calor? así es el amor dice un viejo al lado sin dejar de seguir con las pupilas al ánfora de la fortuna, las toldas de las instituciones, los funcionarios también remando, remando y remando y que se detiene y ya nadie mira al bombo, esta es la parte en la que la balota la abre la gobernadora y la cara de momia-serpiente le queda más fea que siempre y los bracitos flacos y viejos hacen uno, tres intentos para desenroscar la bolita blanca y luego se la pasa al señor del departamento de pinza mecánica, carajo mierda! será que la suerte no quiere nada con uno porque esta balota está más dura de abrir que ensillar a un gallote y na´ de na´ con las pinzas mecánicas, se dejó ganar toda aquella maquinaria de alquimia que convierte una balota en un número más en el tablero, qué carajo! pásele alguien el cincel y el martillo a ese hombre y que sea 7, que me de el 7, el número de la suerte siete dice Malcom en una rima a la fuerza y gritos, salió bajito, salió el 7, la gente contenta en el primero y todavía faltan dos premios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!