26.3.13

El homicidio como entretenimiento popular

Extraído de Noticias Terra


Todos los días tienen algo para entretener (al que se deja entretener). Al fin y al cabo el entretenimiento no es el problema, ya están las novelas, las películas, las cómicas, el fútbol y todas aquellas cuestiones que están dedicadas a matar el ocio y que pueden disfrutarse desde la comodidad del sillón, bien por el que le gusta aquello… 
El problema es que por estos lares, todos los días utilizan algún homicidio como entretenimiento, así como en Panamá alguna coyuntura (cualquiera que sea) puede ser utilizada para entretener a los televidentes y por ende desenfocar los problemas más esenciales de la vida, aquello a lo que la sociedad civil llamaría “Temas de Estado”.
Volvamos a los homicidios en la tele como forma de entretenimiento. Digo, homicidios siempre va a haber y no es que considere que la vida no vale nada y que eso no es noticia o que no debería serlo, el problema es cómo enfocan aquellas situaciones. Ayer por ejemplo, una tipa agarro a un muchachito, lo mató y lo metió adentro de una maleta y luego lo que viene es candela:
Frente a la tele se agolpan los ciudadanos desempleados desde la mañana hasta la tarde a ver y a escuchar a los “especialistas” en sociología, medicina, derecho, moral, sicología y uno que otro especialista en ciencias ocultas, los cuales estudiarán el tema desde todos los panoramas posibles pero en total aislamiento con cualquier otro problema social (por lo menos el desempleo), luego enjuiciarán a la asesina poniéndole todos los adjetivos descalificativos que pudiera tener una lengua, y hasta la condenarán desde la tribuna tecnicolor; pobrecito del niño ¿Dónde habrán estado sus padres? Se preguntarán aquellos que ni pestañean frente a la tele, llegará la gente del trabajo y se sentarán junto a los desempleados  a ver la noticia de las seis en la cual presentarán un reportaje de periodismo investigativo en el cual -antes que los organismos de investigación e instrucción judicial- tendrán toda la reconstrucción de los hechos[1],  y frente a la tele todos se preguntarán, la letanía, por la ausencia de los padres del niño mientras era asesinado. Y posiblemente los papás del niño estaban entretenidos viendo los análisis del crimen del día anterior, trabajando, cogiendo (quién sabe) cuando se dio la cuestión, aquí, como en todas partes es así, cada quien en lo suyo, hasta los niños.
Lo de la pregunta que se hace la gente casi que con la baba afuera - frente a la TV - no es una cuestión intencional que he metido en este escrito para hacer reír a quien esté leyendo esto, la pregunta es el reflejo o más bien una consecuencia de la distracción diaria por una fina cortesía de los grandes emporios televisivos, la pregunta banal de ¿Dónde estaban los padres? No es más que lo que se obtiene de la abstracción de la gente por el caso en específico del niño asesinado y metido dentro de la maleta, como pudo haber sido una chica de más o menos 20 años descuartizada o un tipo que mató a sus padrastros (menciono algunas de las cosas que he podido ver en la tv desde que he llegado aquí y que han sido tema de entretenimiento, no por días, sino por semanas enteras).
Porque al final ya nadie se cuestiona sobre la raíz de  todos aquellos homicidios, si habrá alguna causa o elementos comunes en cada uno de ellos a fin de estudiarlos y que fueran evitables este tipo de crímenes. Los especialistas de la tele tampoco abren el debate, después de todo les pagan para entretener y no para informar ni para despertar aunque fuera un poco la criticidad de la masa cautiva del medio televisivo.
Por otro lado, a los empresarios de la tele tampoco les conviene mucho despertar el debate sobre el meollo del asunto, no vaya a ser que a partir de allí se descubra alguna panacea (cuestión muy hipotética, pero igual no vale la pena arriesgarse) con la que se eviten los crímenes y eso sería terrible para ellos, luego ¿Cómo llenarían ese espacio de tiempo televisivo dedicado al homicidio del día anterior?   


[1] Luego la gente se pregunta por qué las investigaciones quedan viciadas

1 comentario:

  1. Las neuronas espejo.... somos vulnerables a la tragedia, el análisis social no entra en nuestro impacto muy a menudo. :(

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!