17.3.13

Teorías y conspiraciones



Mirilla

Recuerdo aquellos días en los que todo lo pasaba por el tamiz de las teorías de conspiración que leía en panfletillos ideológicos con portadas rojas, amarillas o en blanco y/o negro -cuando eran de fotococopia- en flagrantes y recurrentes violaciones al derecho de autor de aquellos fantasmas de la izquierda intelectualoide.
El paso por el tiempo siempre deja huellas en la memoria y en el sentido común, siempre y cuando uno ponga de su parte para que eso pase. Luego uno piensa que no fue tan malo haberse pasado un tiempito demás interesándose en lo ideológico u otras de esas cuestiones tan abstractas de la vida.
De allí que uno después, pueda observar los sucesos de la vida diaria con un poco más de criticidad, considerando que las personas como entes que siempre tienen intereses (sean los que sean) pelearan hasta con las uñas para mantener el estatus quo y que además, como entes con necesidades infinitas: Pelearán por crear más intereses. En este sentido es bueno estar preparado para que no venga el de al lado, el de al frente o el de atrás a quitarte lo tuyo.
 A veces como que más o menos por allí va la cosa y puede que uno termine prediciendo vainas sin llegar a ser Nostradbamus, y otras veces no son más que espejismos que vimos en el horizonte o inmensas burbujas de jabón que se explotaron en medio de su viaje hacia la atmósfera.
 En el segundo y tercer caso no hay problema alguno, céntrese en lo suyo y continúe el camino. En el primer caso, donde la cuestión como que está cuajando, allí es que hay que cuidarse, sobre todo si uno ve como que la cosa viene para encima.
                Ese es el momento para pensar en profundidad las situaciones sin desesperarse -estarse con paranoias no resuelve nada nunca-, pero tampoco deje de preocuparse. Simplemente piense, es un servicio gratuito que nos dio la naturaleza, el Supremo Creador o sea lo que sea en lo que Usted crea.
La otra cosa es tener en cuenta: ¿Cómo pensar? Recuerde que cuando Usted piensa es como cuando pone una hoja en blanco sobre el escritorio. Trate de no hacer siempre el mismo dibujito o de no escribir la misma ahuevazón. Creo que fue Einstein el que dijo que no se puede esperar obtener resultados diferentes llevando a cabo los mismos procedimientos, o algo así… La cuestión es que en esas circunstancias también es bueno leer algo de narrativa, poesía o ver una buena película (incluso cómicas). No subestime el poder de la creación de otras personas que piensan diferente a Usted, además se distraerá un rato del problema (o posible problema).
Finalmente, sea Usted el probable blanco de la conspiración o el conspirador propiamente dicho, tenga en cuenta que quien comienza conspirando contra otros, suele terminar conspirando contra sí mismo y que las posibilidades de este juego llamado vida son infinitas. Mucha suerte.  

1 comentario:

  1. "La otra cosa es tener en cuenta: ¿Cómo pensar?"
    Muchas personas no toman en cuenta ese punto.
    "Trate de no hacer siempre el mismo dibujito o de no escribir la misma ahuevazón."
    Y en este punto esta el miedo a hacer algo distinto a lo común, a lo cómodo, a lo que estamos acostumbrados a hacer.
    Me ha gustado mucho esto que escribes, eres explicito.

    Saludos

    A.

    ResponderEliminar

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!