21.11.13

Independencia

Cosecha propia. Parque Nacional Lagoa do Peixe, RS. 
            No conocía en concreto el significado de la palabra independencia, al leerla, escribirla, escucharla o decirla el sistema la asimilaba como un ideal abstracto con el que algún día me toparía sin saber cuándo ni cómo.
            Los últimos meses han sido intensos, de sobrevivencia, creo haber conocido el hambre, aquel erizo que crece en el estómago en la descripción de Beleño, el frio que no deja dormir, peor aún, en la total soledad de todos los amores ausentes, contra varios pronósticos de extraños y propios (aquellos que más duelen) sigo aquí, endeudado y a sabiendas de que el fisco me buscará hasta la Antártida caso tal que pretenda escapar, pero con la independencia debajo del brazo, la miro atentamente de vez en cuando para que me de fuerzas y allá voy.

            A la independencia la pruebas y ya no debe haber marcha atrás, no quieres volver nunca más a la sumisión de las cadenas sutiles por más cómodo que sea el lecho paternal -no dejas de amar pero comienzas a tener un criterio verdadero y hasta más válido, sustentado en el pan que te ganaste a sudor-  todo lo contrario, uno termina adaptándose rápidamente a todas las molestias del camino solitario, cargar con ese peso es algo natural, empieza a ser una situación innegociable. 

2 comentarios:

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!