26.5.14

Fruta de temporada

Cosecha propia, 24-05-2014

           Han sido dulces todos los momentos, hasta el hastío previo al asco, tipo proceso de descontaminación del cigarro: necesidad ansias abstinencia desintoxicación superación desagrado; desagrado de lo que antes fue tanto, quizá el mundo para quien sólo apagaba la colilla después de  encender con ella un cigarro nuevo, desagradable, y como su ceniza al viento ahora no es más que un recuerdo distante sumergido en las profundas lagunas de la memoria y sale a flote en un NO en trio, NO en afirmación, NO en reafirmación y NO en confirmación, no no no, no porque fue y ya no es,  no porque ya era y ahora dejó de serlo, no porque es otra situación con otras circunstancias, pero después de cualquiera de las razones un no de esa cualidad entraña haberse empalagado de toda la fructosa de la fruta en la abundancia de su temporada o de cualquier azúcar artificial imaginar una feria, muchas nubes fucsias de azúcar, su ostentación de repugnante colorido capaz de incitar la regurgitación— y uno amargo y antiguo prefiere el café humeante y negro sin ningún endulzante mientras mozuelos y eunucos de alegría fácil se escandalizan con el sublime ritual de degustación, y cada tiempo es distinto y cada tiempo tiene sus distinciones y cada distinción tiene su tiempo para serlo y otro para podrirse.
_________

23.5.14

kfc

Cosecha propia, 22-05-14

            En las conversas de las fiestas chic también se habla de los pollos con la profundidad de los análisis esnob que la embriaguez permite y hasta en un tono incendiario que por momentos sorprende, quien no conozca creerá que allí existe el potencial revolucionario para defenestrar a los gansters del mundillo de la mafia avícola será o que cuando menos con la propia fuerza de los gritos, que compiten con el volumen de Pharrell Williams y su bazofia feliz, dará para sacarlos de las jaulas en que los encierran pobrecitos, por ejemplo; es normal sentir interés por algunas teorías, que están robotizados, es el hipnotismo de la producción en cadena[1] para gente encadenada, comidos fritos en sus pellejos de harina en todas las mecas de la comida rápida, todo esto es una metáfora de que tras la sobria decoración y tranquilidad  de estas instalaciones se esconde el origen de todos los males de la tierra comenzando por el colesterol alto en los infantes y la obesidad de los que compran dos o tres canastas de pollo a la semana según las estadísticas de la FAO, toca verlos en otra faceta en el muestrario cristalizado y gélido de la sección de las carnes; sus poros afeitados en ese color entre rosa y blanco. Ha sucedido que  la pechuga de un mismo pollo está de un lado desinflada y del otro grande, la reiterada práctica no es culpa del carnicero ni de su estilo estándar de corte, expertos de fábricas de los países industrializados del Este de Europa  entienden el fenómeno como una situación normal del proceso de crecimiento acelerado, en ese detalle nadie se mete, el internet es una fuente de saberes y falacias, dice el emisor del comentario como para disculparse, silencio, incomodo, los demás siguen diluyéndose en tantos otros diálogos sobre personas famosas o cosas que desde allí se ven lejanas y tenues con los vasos llenos de vodka y red bull.


[1] Versión de un invitado del Partido Verde.