28.7.14

Calor calor


            Calor bailando en todo, como un verbo omnipresente y elástico, en espacios cerrados, llega a las nubes en el desierto de noche, a la ciudad de mañana o en cualquier otro orden cronológico, toda una institución de instituciones, un sistema de baja presión y diagnósticos universitarios similares enmarañados con humedad relativa y sensación térmica en una sección cajonera del telediario, no es mental o sea, simplemente habrá necedad y controversias porque el sudor sale de cara al viento ante esfuerzos menores o en las camas entre dos cuerpos como una ley irrefutable a consecuencia de la producción de calor en la intensidad del movimiento,  sin más explicaciones que las científicas, física básica para novatos; en los inviernos fuertes está el horno encendido con la tapa abierta para que la casa caliente, en los veranos los grifos echan agua al punto casi de la ebullición que parece una broma de mal gusto al sentirla en las manos, es surreal una quemadura de esas o al ponerla en la cara sudada para ningún alivio sino que la sensación placebo del puro gusto de intentar algo y nada más, calor como acción, mal necesario o necesidad placentera, nunca ausente en su totalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!