28.10.15

N

            Hundido. La tierra se había tragado todo vestigio de aquel chino de la película de la patrulla de la montaña, ellos andaban dizque cuidando a unas especies de caballitos que solamente nacen allá bien arriba en China, de la piel del caballito hacen ropas muy caras, la piel del caballito es cara entonces, vil metal es todo vil metal, es la piel del caballito y vil metal es el chino que se tragó la tierra, porque él también andaba en la búsqueda del vil metal, al final se destapó aquello que los de la patrulla de la montaña también estaban en el negocio de comerciar las pieles que les quitaban a los cazadores clandestinos, vil metal. Con el medio ambiente es así, todo parece al final cagar al planeta unas cosas menos que otras sí, pero igual le hacemos el daño, la luz que gastamos, malo, la que ahorramos –bueno- se la gasta multiplicada por cincuentamil veces una industria. Yo discuto con Rosy sobre comidas exóticas y socialmente aceptables; le digo que es lo mismo comer un manatí que comer una vaca, igual es una vida, y no sé hasta qué punto yo estoy en lo cierto o en la equivocación, pero creo que disfrutaría mucho el sabor del manatí por el solo hecho de no poder comerlo todos los días, en ese mismo orden de ideas quien sabe si será tan dañino recoger el algodón de Uzbekistan y matar a todos los árboles que secan el Mar Aral o si acaso valdrá la pena tanto cuidar a un caballito de los que nacen en China, bien arriba, o sea será que estamos invirtiendo en una industria de por sí fallida? Fallamos cuando los ríos ya están llenos de basura, tiramos toda nuestra caca al mar y en estos días estaba viendo aquello de que nuestros desechos son el mejor fertilizante que puede haber, es decir estamos haciendo la cagada doble, tiramos la mierda y el papel higienico al mar, eso contamina y por otro lado, estamos desperdiciando todo ese abono, hey no es relajo! Hasta estuve viendo esa película de misión a marte y el tipo cultivó papas con tierra marciana y su propia mierda… Sí, eso es todo un debate lo que estamos haciendo con nuestro hogar, yo no me considero de esos ecologistas fundamentalistas, pero sí tengo que decir que no estamos haciendo la cosa tan bien como podríamos llegar a hacerla, cuando menos dividir las basuras entre lo reciclable y lo orgánico, darle los sobrantes de la comida al banco de alimentos o las sobras de las sobras a los gatos y perros de la calle, cultivar las tierras de árboles, aunque la gente prefiere campañas más abstractas y lejanas a su realidad como cuidar un delfín o sembrar un árbol y luego quien sabe cómo logrará vivir aquella planta, total: está en estado vegetal. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Favor combatir la idea y no al mensajero, gracias!